Hablamos con Andrés Cuervo, El Príncipe del Pop Rock Latino, sobre Indecentes, cine, sus proyectos y lo que le pasa por su mente.

Buenas tardes Andrés, ¿cómo estás?

Muy bien, estoy muy bien. Estoy muy contento porque primero que todo, muchas gracias por la entrevista, por este momento. Feliz porque imagínate, es el primer día en mi vida en que estoy haciendo entrevistas con España, así que es un día fenomenal.

Qué guay, ¿cómo te has estado sintiendo estos días?

Fantástico, fantástico. Pues, suena un poco raro decir fantástico por lo que estamos con la pandemia. Pero gracias al universo y a todos los que están allá en el espacio, pues han conspirado a mi favor para poder estar haciendo mi música y presentándosela a todos ustedes. Y precisamente estoy de número uno en Colombia, en Chile, Uruguay con la canción. Así que pues bien, en medio de todo, la pandemia y todo, pues hay cosas que están pasando positivas, gracias a Dios.

Eres número uno de todos los sitios, y más que Andrés te podríamos llamar El Príncipe de Pop Rock Latino. ¿Por qué este “mote”?

Imagínate, la verdad es que suena bastante bien, la verdad. Con decirte que hay una aplicación que lo he puesto como el despertador en mi alarma: “Andrés Cuervo el Príncipe de Pop Rock Latino”. Lo he puesto en repetición varias veces, ha sido maravilloso pues, para mentalizarme.

Pero no sé, me siento muy honrado. Pues hay tantos cantantes espectaculares y extraordinarios que siento que ha sido algo muy generoso, muy amable de quienes lo escribieron y lo pusieron. Me parece muy, muy bonito y siento que al mismo tiempo es el fruto de cuando tu trabajas, con esmero, con amor, y con dedicación y con pasión, y cuando le pones todo lo que tienes a lo que más amas, de una forma u otra el universo siempre conspirará para que tus sueños se hagan realidad. Entonces, siento que el universo me dio mi manager, mi asistente, mi hermano, mi papá, mi amigo…, todo.

Indecentes, que es tu último sencillo es una canción claramente que habla de amor y tiene unos sonidos inspirados en el mundo árabe. ¿Por qué el mundo árabe?

Pues mira, la cuestión es que yo soy colombiano, vivo en Miami, y vivo bastante también en París. Y tengo un amigo, un gran amigo que es de Alicante, España, que se llama Pablo Manresa. Siempre ha estado obsesionado con todas las bailarinas del belly dance… Tú sabes que aquí en Colombia tenemos a Shakira, y a él le fascina.

Y un día me invitó a esas reuniones donde hacen esos conciertos de rumbas flamencas, y tenía bailarinas así, árabes. Y como que me inspiró muchísimo, ese mundo. Al mismo tiempo, me había visto la peli de Aladdín, de Will Smith. Y dije “uau”, y al mismo tiempo empecé a escribir esa canción de Indecentes, y estábamos haciendo de emos con estas guitarras súper españolas. Y no sé, se me vino en la cabeza como reinas árabes, yo ser un príncipe árabe… Me vino a la cabeza todo eso, no sé exactamente como fue, pues esa fue la inspiración y como nació Indecentes, la canción y el video.

A ti te gusta contar canciones en tus canciones, ¿esta canción es una historia tuya, de este amigo o de una inventada?

Pues mira, es que las canciones mías no son 100% auto bibliográficas para nada. A mi me gusta contar historias como los productores de las películas, de las telenovelas y todo eso. Entonces, por supuesto que tiene cosas de mi vida, pero hay otras canciones en las que yo me las imaginé como ciertas peliculitas. Y mi trabajo como artista, lo que más me gusta es combinar el 50% haciendo música y el otro 50% haciendo una mini expresión cinematográfica de la canción para poder hacer una peliculita, y viajar, y mostrar fantasías y todo lo que se te ocurra.

Entonces, fue como las ganas de querer hacer una canción que fuera sexy y cool. Las ganas de querer hacer un video que también fuera sexy y cool, y medio indecente. Pero al mismo tiempo, por supuesto siendo respetuoso y todas esas cosas, porque tú sabes que en el mundo árabe uno tiene que respetar. Hay un montón de reglas para seguir cuando grabas en mezquitas y con bailarinas árabes.

Pero simplemente tenía la fantasía como artista conmigo mismo, de hacer una canción así sexy, divertida, oscura…

Yo no me creo James Bond, pero estoy seguro que James Bond me tendría muchísima envidia con todas estas bailarinas, que me tocó hacerles la audición a todas esas mujeres. Fantástico.

No podías tocarlas, claro, vamos a ser respetuosos. Pero hay muchos parámetros porque es un mundo que por la religión y todo, tienes que ser muy educado.

Ahora que me has hablado eso de las películas, ¿te gustaría participar en una película como actor o poniendo la banda sonora?

 Sí, me fascinaría. Si me tocara estar en una película me gustaría como el papel de Antonio Banderas en Desperado. Con el pelo largo, la guitarra, el mariachi asesino…

Me parecería bastante divertido un personaje así y haciendo la canción y todo. Me gustaría.

Perdona que te interrumpa, quiero decirte una cosa y no es porque estemos hablando juntos. Mi director favorito de cine, de toda la vida, es Pedro Almodóvar. Me vi todas sus películas. Me fascinan y soy un gran fanático de Pedro Almodóvar, me encanta toda su cinematografía y lo raro que es. Todas las cosas raras, y como que todo es impredecible. Por ejemplo, por decirte te lleva a esos pequeños pueblos, a sitios que no te imaginas que existieran, y unos personajes que no sé de donde los saca. Pedro Almodóvar es una gran inspiración en todo el sentido. Él tiene todos los colores que existen en el papel. Me gusta mucho Pedro Almodóvar, muchísimo.

Y Marta Sánchez me gusta mucho. Siempre me ha gustado. Me parece muy bonito.

Ya que me estás hablando de los personajes que te gustan tanto, ¿con quién te gustaría colaborar?

Marta Sánchez.

¿Y algún otro?

Pues en este momento me gustaría, mira.

Cuando terminé la colaboración con Fanny Lu, yo siempre he estado obsesionado de los príncipes y las princesas. Pero en mi carrera, antes cuando empecé, siempre quería ser la persona que yo pensé que los demás iban a querer ver. Los medios, los fans… Entonces, siempre estuve disfrazado de un Andrés que yo no era.

No sé si sabes, pero yo soy bipolar. Me diagnosticaron bipolaridad, estuve en un tratamiento y eso. Uno tiene que hablar de eso así, sin pena pues esto es como tener la gripe, el doctor te da la medicina y te mejoras.

Pero desde que eso empezó en mi vida, me di cuenta que uno tiene que ser auténtico. Un artista tiene que ser auténtico. Porque esto lo sienten todos ustedes, esto lo sienten los fans, esto lo sienten todos.

Y caminar, y caminar y caminar para uno conseguir sus objetivos y no ser uno mismo, no vale la pena para nada.

Entonces, con Fanny Lu en No pidamos perdón empezó todo este capítulo de Andrés Cuervo. Que me quise vestir de príncipe, tenerla de princesa e irla a rescatarla como John Snow, y yo ser el único príncipe de las canciones. Quiero ser el único príncipe y tener muchas princesas, por lo tanto, hacer muchos duetos con mujeres.

La siguiente quiero que sea Marta Sánchez, ni siquiera quiero pensar en otra más. Estoy obsesionado con eso, con decirte que escucho cada rato la canción de “colgando en tus manos…” y me gusta, me gusta, me gusta. Ya me imagino todo. A ella y yo. Le estoy hablando al universo para que me ayude.

Con la colaboración con Fanny Lu la llamaste directamente y le cantaste un cachito de la canción. ¿Cómo lo harías para que Marta Sánchez colaborase contigo?

Bueno, primero que todo tengo que empezar a investigar quien tiene el teléfono del productor… Con todo el mundo tenemos que averiguar el número de teléfono. Si tienes el contacto, me tienes que decir por favor, porque necesito el contacto.

Te quiero decir que ya estoy adelantado a todo. Ya hice la tarea. Tengo bastantes duetos escritos que están bastante, bastante cool. Es más,  tengo una tarea mucho mejor. Ya tengo reports de videos. Yo me meto en Google y yo ya empiezo a pensar “ok, quiero el video así, y yo creo hacer ese personaje”. Yo ya le tengo el personaje a ella. Yo si la conozco le voy a decir: “tú tienes que ir vestida así, mira”, y yo le canto la canción, si le gusta la grabamos, cenamos, nos hacemos íntimos amigos…

Me voy, me afeito, le canto la canción… Yo ya estoy listo.

De vuelta al single Indecentes, es una canción que su videoclip se grabó en Francia. ¿Por qué en Francia?

Como estoy viviendo en París, bastante. De París iba a viajar a Tunísia, pero por cuestiones de la pandemia no se pudo viajar. Era difícil, por los permisos y todo eso.

Pero en París conozco a un gran grupo de cineastas. Y como ya ves, hablo muchísimo. Yo no hablo Francés, pero si quiero que tu me entiendas me vas a entender de una forma u otra.

Yo les hablé, les hablé y les hablé, les expliqué el video y les gustó. Empezamos a armar como un plan para el video, y en París hay mezquitas, hay hammams…

Fui a aprender la coreografía, yo no soy bailarín, y en la producción del video se me olvidó, me la inventé. Increíble.

Es más, me voy en diciembre a grabar un segundo video en París. Y lo bueno de París es que está cerca de España, donde está Marta.

Tanto en el videoclip de Indecentes como en el videoclip de La Tentación podemos ver a una serpiente. ¿Qué significa esta serpiente para ti?

 Tengo varias serpientes tatuadas. Mi apellido es Cuervo, y hay un poema que se llama El Poema del Cuervo, y el cuervo se enamora de una serpiente. Entonces, yo soy el cuervo y me enamoré de la serpiente.

Yo soy muy cinematográfico mentalmente. Entonces yo dije: “tengo que tatuarme la serpiente, eso es una señal que me mandó el Universo”. Así que tengo todo de serpienticas.

Este videoclip ya supera los 2M de visualizaciones. Son unas cifras que para ti podríamos decir que son “normales”,  pero no son unas cifras fáciles de conseguir. ¿Cómo te sientes aunque lleves ya 8 años en el mundo de la música y sigues teniendo esas cifras?

Para mi no es normal.

Hay una cosa que yo conservo dentro de mi mismo y me siento muy feliz de conservarla, que es el sentido de inocencia, de asombro. Que no sientes que ya lo has visto, que ya lo conoces todo. Yo no conozco nada. Cada pequeño view, cada pequeño comentario yo doy gracias y digo “uau, espectacular, dios mío, universo, a todos ustedes allá arriba porque esto está  funcionando”, porque hay tantos cantantes buenos, tantas propuestas buenas, tantas canciones buenas que es una maravilla, una oportunidad espectacular. Es algo maravilloso tener la oportunidad de estar haciendo esto, y tener esta buena respuesta.

Entonces, hoy por ejemplo que fuimos número uno en varios países, en Chile y en Paraguay… Es una alegría extraordinaria. Es la misma alegría del primer día, y me siento muy feliz de conservar esa capacidad de asombro. Es muy importante conservarla.

Con tu personalidad que estamos viendo en esta entrevista y que hemos visto a lo largo de tu carrera musical, sabemos que tú tienes tus ideales y pensamientos, y que te gusta hacer música reflejándolos. Entonces, este año con todo esto del COVID, ¿qué reflexión del 2020 te llevarías para hacer una canción o para mostrar al mundo?

Pues mira, hay una reflexión que yo me he hecho conmigo mismo. Que es la siguiente:

Todos siempre hablamos de que “oh, qué lástima extraño tanto la vida de antes, la vida normal. Ojalá volvamos a la vida normal, a la vida de siempre”. Yo pienso que la reflexión que tenemos que hacernos es que no podemos volver a la vida de siempre, a la vida normal. Porque esa vida nos hizo llevar a esto.

El planeta es nuestra casa, si tú no mantienes tu casa, si tú no la barres, no la limpias…, los platos, no lavas el baño, tu casa se vuelve un desastre. Y tu casa es tu casa, tú la tienes que limpiar, la tienes que querer, la tienes que mantener bonita.

El planeta es nuestra casa, mira todas las maravillas que tenemos. Mira esta conexión que tenemos, tú estás en España y yo en Colombia. Y te puede prácticamente hasta oler. Mira la tecnología maravillosa que tenemos. ¿Cómo es que hemos estado destruyendo el planeta o haciendo experimentos, o haciendo tantas cosas maléficas a un planeta tan extraordinario?

Doy mi reflexión. Que todo sucede por una razón. Ojalá seamos lo suficientemente conscientes e inteligentes en darnos cuenta de que el próximo 2021 tenemos que empezarlo con una nueva consciencia y una nueva mentalidad.

Empezar a agradecer primero de todo, todo lo que tenemos. Porque de lo contrario, imagínate, es un desastre. Entonces, tengo una canción que se llama Andrés está loco que vamos a estrenar para las plataformas digitales. Y se trata de eso, se trata de que quiero que el mundo no se acabe con el fuego, y cambiar todo lo malo por lo bueno. Y yo sé que tú también lo quieres. Y yo quiero viajar el mundo, y sin pasaporte. El mundo entero. Es decir, una canción como idealista pero que es dedicada al planeta.

Tal vez no la voy a promocionar a la radio, pero es algo que ha nacido como una reflexión de todo esto que está pasando. El universo está aquí, escuchándonos, y nosotros lo hemos tratado muy mal al planeta. Pienso que es hora de empezarlo a explicar.

Entonces, podemos decir que en un futuro vamos a tener una canción con esta reflexión. 

Sí, ya la grabé. La grabé en Alicante y se llama Andrés está loco.

¿Se puede saber cuándo va a salir más o menos, o te lo guardas?

Es que tengo un proyecto que voy a lanzar, que van a ser dos EPs: Bipolar y La Cura.

En Bipolar, tengo como diez canciones muy conceptuales. Que tal vez no son exactamente lo que está sucediendo en la radio, pero en ellas quise agregar esta canción que se llama Andrés está loco. Que trata de eso, de cuando tú quieres un mundo mejor donde todos nos amamos, todos nos queremos, donde no importa si tú eres amarilla, morada, azul o yo soy rojo. Todos nos queremos y todos somos iguales, y como la forma de querer un mundo bonito y lleno de harmonía. Entonces, es como un mantra. Una canción dedicada al planeta.

Para finalizar, voy a hacerte tres preguntas así, rápidas una poco randoms para conocerte mejor. Son preguntas que puede que te suenen, porque las has soltado tú mismo en tu perfil de Instagram.

 

Sabemos que eres adicto al helado, ¿cuál es tu sabor favorito de helado?

Hay un sitio que es de frozen yogur. Como si yo tuviera seis años, los que son de gomas. Puedes dar frutas para que te hagan el helado yogur, y yo mismo me inventé, le dije a la señorita que yo no quiero frutas, yo quiero gomas. Una delicia, es delicioso,

 

¿Qué te falta por conocer en tu vida?

Me falta por concer todo.

Para terminar, podemos ver que tu ropa brilla mucho, pero por dentro, ¿tú estás brillando? Es decir, ¿eres feliz con lo que estás haciendo?

Estoy muy feliz con lo que estoy haciendo. Soy muy agradecido, y entre más agradecido más feliz soy, y entre más feliz soy más quiero hacer, y entre más quiero hacer más conectado me siento al planeta.

Así que es un momento especial en mi vida. Me siento muy, muy, extremadamente agradecido. Muy inspirado.

Previous post La otra cara del Black Friday
Next post BTS vuelve con ‘BE’ su nuevo album, un soplo de esperanza a sus ARMY en tiempos de pandemia