El Liceu crea una función especial de la ópera de Verdi ‘Un ballo in maschera’ con baile de máscaras con ópera de Verdi, DJ y stands de comida incluídos

Desde la entrada del Liceu se podía sentir la energía y la emoción en el ambiente. Los jóvenes de entre 18 y 35 años, público objetivo de las sesiones Liceu Under 35, acudieron en gran número y formaron una larga fila a la espera de entrar. Todos estaban ansiosos por disfrutar de una noche única, en la que la música, el baile y la diversión se unirían en una experiencia inolvidable.

Una vez dentro del teatro, los espectadores se encontraron con una magnífica puesta en escena de ‘Un ballo in maschera’. El director Jacopo Spirei logró capturar la esencia de la obra, presentando una historia llena de celos, intrigas políticas y un asesinato en un baile de disfraces. El escenario estaba adornado con una pantalla semicircular en el fondo y una tumba en el centro, que presagiaba la tragedia que se avecinaba.

'Un ballo in maschera'.

La interpretación de los cantantes fue excepcional. Arturo Chacón-Cruz encarnó a Riccardo, el protagonista, con gran maestría. Su voz llenaba la sala y transmitía todas las emociones del personaje. Junto a él, Ernesto Petti como Renato y Saioa Hernández como Amelia, también demostraron su talento y su poder vocal, cautivando al público con su interpretación.

La Orquesta Sinfónica del Gran Teatro Liceu, dirigida por Riccardo Frizza, acompañó a los cantantes de manera magistral. Cada nota, cada melodía, era interpretada con gran precisión y sentimiento. La música de Verdi cobraba vida en el escenario y envolvía a los espectadores en una atmósfera mágica.

Una vez finalizada la ópera, los asistentes se prepararon para el esperado baile de máscaras. Los stands de comida estaban dispuestos en los pasillos del teatro, ofreciendo una gran variedad de delicias para disfrutar durante la fiesta. Los DJ animaron la noche con su música, creando un ambiente festivo y animado.

'Un ballo in maschera'.

Los espectadores, luciendo sus máscaras de diversos estilos y colores, bailaron y se divirtieron hasta altas horas de la noche. Era evidente que todos estaban disfrutando al máximo de esta experiencia única. El ambiente estaba lleno de risas, conversaciones animadas y gente compartiendo su entusiasmo por la ópera y la música.

El éxito de esta función especial del Liceu Under 35 quedó claro, ya que el teatro estuvo lleno de jóvenes entusiastas y comprometidos con el arte y la cultura. La iniciativa de ofrecer óperas a precios reducidos, junto con actividades adicionales como el baile de máscaras, demostró ser un acierto y seguramente será replicada en futuras ocasiones.

Previous post GALERIA Así se vivió el Photocall de Los 40 basicos Santander con David Bisbal
Next post Omar (OT2023): «Me encantaría trabajar con Nil Moliner»