Shinova llena dos noches de conciertos en la mítica sala La Riviera de Madrid. ¡La banda vizcaína se mantiene imparable!

Los primeros meses de 2023 están siendo una locura para la banda Shinova. Los vizcaínos acaban de cerrar una gira repleta de «sold outs» en las salas y los festivales de todo el territorio español. Además, su último trabajo discográfico les ha llevado a tocar en Argentina por primera vez. Allí, han tenido el honor de ser los invitados de No Te Va Gustar en dos noches consecutivas llenando el Hipódromo de Palermo (Buenos Aires).

Este disco, La buena suerte, ha llevado a la banda a conseguir su primer número en la lista de ventas oficiales de España. Y no solo eso. La gira ha llevado más de dos años de conciertos, dando el pistoletazo de salida con cuatro noches en la misma sala donde han celebrado el final de esta etapa. Además y, por si fuera poco, han recorrido más de 50 salas abarrotadas, en noches que quedarán para su memoria. Como aquella en el Teatro Price o en el 25º aniversario del Sonorama Ribera.

Shinova / Fotografía: Carmen Calleja (@carmenpics_)

Un recital de talento

El reloj marcó las 21.00 de la noche de un viernes que parecía cualquiera, pero que no lo era. Shinova volvía al que para muchos madrileños, y no madrileños, es el templo de la música en la ciudad. Había expectación. Lo normal cuando alguien de este calibre vuelve a un sitio único.

El derroche de talento comenzó con El álbum, dotando al evento de un inicio para el recuerdo. Un petardo que anticipaba la mascletá que estaba a punto de explotar. De seguido, el público tuvo la suerte de escuchar la interpretación en directo de la banda de Niño Kamikaze y de Solo Ruido. El ambiente se calentaba por momentos.

Tras estos primeros temas, llegó una pausa para coger aire, pero la fiesta continuaba. Doce meses, Gigantes y Cartas de navegación pasaban por la sala provocando un torbellino de emociones entre los asistentes. La discografía de Shinova es, al fin y al cabo, eso. Un montaña rusa que no sabes dónde va a desembocar.

Lo que fuimos fue el siguiente tema en disfrutar del directo. A él, le siguieron Palabras y Puedes apostar por mí. La marea de letras y melodías discurría por la sala formando olas en aquellos que llegaban a emocionarse. Como cuando una ola rompe en la orilla y salpica multitud de olas. En este caso, la ola se formaba encima del escenario y rompía de forma individual en cada espectador, extendiendo el resultado en unos y otros. Con Qué Casualidad, esto se hizo, incluso, más evidente.

Shinova / Fotografía: Carmen Calleja (@carmenpics_)

Para esta marejada, Shinova también quiso contar con algunas de las personas que le han acompañado a lo largo de su carrera en la música. Esta banda ha sabido, sin lugar a dudas, rodearse muy bien. La banda Mäbu se unió a la fiesta para interpretar Mi vida sin mí. Por si fuera poco, la manchega Rozalén también apareció por la sala madrileña. En este caso, para añadir su voz a Volver; uno de los temas más aclamados del grupo vizcaíno.

Shinova con Rozalén / Fotografía: Carmen Calleja (@carmenpics_)

La noche iba terminando cuando el vocalista de Shinova decidió integrarse en el romper de las olas. Saltó al público y disfrutó junto a ellos de los últimos temas que iban a interpretar. Ídolos y Te debo una canción sirvieron de broche para un día especial y, para cerrar la gira de su último trabajo discográfico.

Shinova entre el público / Fotografía: Carmen Calleja (@carmenpics_)

Sin duda,  Shinova tiene uno de los directos más impactantes de los que se pueden disfrutar en la actualidad por la conexión intensa y mágica que consigue con su público. Aquí lo han demostrado, en La Riviera de Madrid, donde tras pasar por el Dcode Fest, han despedido su último disco por todo lo alto. Como se merece. Ahora, toca descansar y les deseamos buena suerte para lo que viene, aunque, no la necesitan.

La Chica de Nieve Previous post ‘La Chica de Nieve’: de Nueva York a Málaga
Next post Cepeda y sus canciones ‘sempiternas’