Recientemente se descubrió la noticia de la desaparición de Naya Rivera, reconocida actriz por su papel como Santana Lopez en Glee, y hará pocos días, por desgracia, se encontró su cuerpo sin vida. 

Hoy en el Foco queremos hacer un recuerdo artístico de quien fue y mostrar el porqué el dolor llena el alma de tantas personas que se encuentran desoladas con la noticia.

Fotograma de una sesión de fotos de la actriz. // Fuente: Tumblr.

Nacida en California el 12 de Enero de 1987, Naya fue una reconocida actriz y cantante de raíces puerto-riqueñas. Antes de su reconocido papel en Glee, Naya hizo algunos papeles secundarios en series reconocidas como El príncipe de Bel-Air o Los vigilantes de la playa, adentrándose en el mundo de la televisión poco a poco y conociendo el mundo artístico que la llenaba.

El nombre de Naya Rivera empezó a dar la vuelta al mundo con la primera aparición que hizo vestida de Cheerleader, siendo una de las jefas del grupo popular del instituto William Mckinley de Lima (Ohio).

Santana Lopez se estableció como uno de los personajes esenciales de la serie y con el que, a lo largo de las 6 temporadas que compone Glee, todo el público la abrazo en su más que increíble estima por el gran poder y el ejemplo que presentó.

Naya Rivera le dio vida a una joven que estaba por descubrirse. Creía ser la perfecta chica, con un cuerpo precioso con el que engatusar a todos los chicos y a la vez, ser la más popular del instituto y por ello, la más envidiada. A causa de ello, al comienzo de la serie era de las primeras en ridiculizar a los integrantes del coro del instituto, del Glee pero lo que ella no esperaba era lo siguiente:

Formar parte del grupo que decía odiar le iba a dar el empujón para encontrar el camino, su camino, para descubrirse a ella misma

Naya dio voz a todos los jóvenes que tenían miedo a descubrirse, a quererse y a aceptarse por ser como ellos mismos eran. Naya con Santana Lopez le dio voz a un chica puertoriqueña lesbiana, aquella que no quiso aceptarlo por miedo a perder a su familia pero llegó al límite. Sentía como se estaba engañando a sí misma y decidió salir de su cascaron y vivir, con miedo al comienzo, pero teniendo algo claro:

  • Quien la quisiese de verdad, estaría ahí.
Fotografía de Naya. // Fuente: Twitter.

Durante la serie el personaje de Santana vive un crecimiento increíble, mostrando una madurez otorgada por la personalidad de Naya y con un final precioso y merecido: casándose con Brittany, la mujer de su vida, la chica que conoció en el instituto y con la que supo desde el principio que viviría todo lo que tuviese que vivir con ella a su lado.

La pérdida de Naya ha dejado con un nudo increíble en la garganta a los fans de la serie pero también a muchos jóvenes, y no tan jóvenes, que con Santana sintieron la fuerza necesaria para quererse y salir adelante.

Por eso, Naya Rivera no quedará nunca en el olvido por su memoria, su huella en el mundo y por siempre llevar por bandera un claro mensaje:

Vive como tú quieras vivir, no como los demás quieran que lo hagas.

Previous post Bruno Alves, creando sin parar
Next post ‘Flores y vino’, una tragedia de Bely Basarte