La Maravillosa Orquesta del Alcohol saca su primer single La vuelta, adelanto de su próximo disco del cual aún desconocemos fecha y nombre.

La Maravillosa Orquesta del Alcohol lleva tiempo teniendo algo entre manos. El pasado mes de junio avisaban que el disco iba viento en popa, y los primeros teasers salieron en septiembre y octubre en forma de vídeos. A partir de ahí, se armó el revuelo: todo el mundo esperaba con ganas la vuelta del grupo burgalés.

Una producción de la mano de Raül Refree

Y se produjo La vuelta. El primer single de la banda puede sonar algo distinto a sus trabajos anteriores. Ha quedado atrás el sonido más folk de su anterior disco, Salvavida (de las balas perdidas) (PRMVR, 2017). En esencia, sigue estando ahí, pero superficialmente tenemos todos los elementos de una producción de Raül Refree – como ya lo hizo en su día Colectivo Nostalgia. Un sonido más trabajado desde estudio y no tan puramente instrumental. En cierta manera, recuerda a lo que hemos escuchado hasta ahora de nostalgia.en.los.autobuses, el proyecto en solitario de David Ruiz, cantante del grupo.

Aún así, La vuelta rebosa la magia y la intensidad de La M.O.D.A., con una letra que invita a la reflexión y a la introspección. La M.O.D.A. no es solo un sonido folk rock frenético: también son las letras personales, que nos hacen empatizar con lo que el grupo burgalés quiere contar. Esta vez, la canción nos pone en medio de la tormenta. Una tormenta en la que estamos solos, de la que nadie nos aleja, que es nuestra. Pero también, una tormenta en la que aprendemos a estar y que nos deja de dar miedo: nos acostumbramos a ella.

El grupo celebraba tres discos de oro y uno de platino el pasado mes de julio. / Fuente: estoeslaMODA en Twitter.

Un vídeo distinto pero lleno de guiños

El tipo de vídeo es algo diferente a lo que acostumbramos a ver. Este, protagonizado por Aleix Esteban y dirigido por Laura Sisteró, narra de forma cíclica la historia del personaje principal junto a sus amigos. Un videoclip que respeta el ritmo de la canción, que lo acompaña con naturalidad y nos hace empatizar con un protagonista lleno de angustia.

Su ansiedad se representa en los cambios de imagen: a pesar de estar con amigos, su mente le transporta a otros sitios. Lo podemos ver en medio de un lago. Corriendo, huyendo hacia un bosque. Todo esto mientras sus amigos no tienen miedo de estar en el centro de todo, de divertirse. Finalmente, es en el bosque, en soledad, donde consigue bailar, tranquilo, sin pensar en nada ni en nadie.

El videoclip está lleno de guiños. El más claro está en el protagonista: la característica camiseta básica blanca de tirantes, visible en los conciertos de la banda y en sus álbumes y vídeos anteriores. También en el final del vídeo: la banda aparece en medio del bosque. No solo nos recuerdan que están ahí, que han vuelto. También esto nos hace rememorar sus otros trabajos, como el videoclip de Hay un fuego (2015) o el de Vals de muchos (2017), con un amplio protagonismo de la naturaleza y el bosque.

Estaremos atentos a lo que nos pueda traer La M.O.D.A. de la mano de Raül Refree. Hasta entonces, seguiremos disfrutando de La vuelta, su primer adelanto del próximo disco.

Perfiles en Redes Sociales