Dos desenmascaramientos, una investigadora invitada con mucho acierto y nuevas teorías son los ingredientes que conforman la cuarta gala de Mask Singer

Mask Singer sigue cosechando éxitos. Gala tras gala, consigue generar un clima perfecto entre intriga y diversión. En este caso, el programa empezó con una novedad: la actuación grupal de las máscaras que se batirían en duelo. Además, el panel de los investigadores acogió a una nueva detective, Ana Obregón que se unió a ellos con gran entusiasmo.

La gala trajo de nuevo a las máscaras del grupo uno. Estas se enfrentaron en un todos contra todos que eliminaría a dos máscaras y salvaría a otras dos. Los más afortunados fueron Cocodrilo y Erizo, mientras que Ángel, en primer lugar, y, posteriormente, Cactus, tuvieron que revelar su identidad. Asimismo, Dama Centella, que esta semana nos ha deleitado con otra actuación, sigue dejando sus pistas de forma virtual.

Primer Desenmascarado

La máscara más enigmática, mística y delicada de la edición tuvo que decir adiós antes del asalto final. Los investigadores se mostraron desconcertados y divididos ante la identidad del Ángel.

Con teorías dispares y no muy firmes, los investigadores no acertaron al famoso que se escondía debajo. Ángel era la cantante Paloma San Basilio, nombre que había sonado para otra máscara en esta misma edición.

Siguiente identidad revelada

El asalto final condujo al desvelamiento de Cactus, una máscara divertida que ha dado mucho juego en el programa. Tal es la tensión en plató, que la curiosidad por saber quién era Cactus llevó a Ambrossi y Mota a hacer una apuesta. El primero estaba convencido de que la persona era canaria, pero el humorista lo negaba rotundamente, así que apostaron que el que no tuviera razón iría vestido de reina del carnaval canario a la final del concurso.

Finalmente, Javier Ambrossi será el que tendrá que disfrazarse pues Cactus era Eva Hache. La humorista, que había sido el nombre de Ana Obregón, sorprendió a todos por la gran voz que posee.

Nuevo Récord

Mask Singer continúa con su gran éxito. De nuevo, bate el récord de audiencia, con una cuota de 17’7 y 1’9 millones de espectadores.

Es ya una constante hablar de grandes números en torno al programa. La cadena ha conseguido un TV Show familiar que engancha y triunfa.

Previous post BTS derrite el corazón de ARMY con ‘Butter’, su nuevo single
Next post Hugo Cobo estrena ‘Sanaré’, su segundo EP