Hace unos días pudimos charlar con Anne Lukin, una artista joven y con gran futuro, que se encuentra en plena promoción por su tercer single, Lento.

¡Hola Anne! Primero de todo agradecerte la oportunidad de poder charlar contigo durante este rato y felicitarte por el estreno de Lento. Queríamos empezar preguntándote: ¿Cómo estás ahora mismo? ¿Qué sientes después de tanto vivido en menos de un año?

Estoy contenta y estoy como asimilando todo de verdad. Ha sido un año tan lleno de cambios con muchas cosas diferentes que me han pasado y ahora es como que estoy asimilándolo todo como dice Lento, pero estoy contenta la verdad.

Fotografía de Anne Lukin/ Fuente: Marta Illa.

¿Qué diferencia hay  de la Anne que entró antes de OT con la de ahora?

Es que me veo cuando empecé y no me reconozco, me veo súper niña, inocente, no sabía lo que quería, quería cantar pero no me planteaba nada más que entrar en la academia y aprender. Y ahora me veo y sé perfectamente lo que quiero, como lo quiero, que tipo de música quiero hacer. Sé que tengo 19 años y tengo mucho que aprender todavía, hay muchas cosas que cambiar y que descubrir pero sí que es verdad que me veo más madura y con las cosas más claras.

Fotografía de Anne Lukin/ Fuente: Marta Illa.

¿Una canción que te describa ahora mismo? ¿Y una canción de la que estés en bucle ahora?

Ahora estoy escuchando más rollo indie pero realmente siempre he escuchado música de los 80, es mi género favorito y sigue siéndolo y por ejemplo con Moon River, la canción con la que empecé, no la cambiaría por nada, me parece una canción preciosa y no la cambiaría por nada. Sigo siendo muy parecida.

Fotografía de Anne Lukin/ Fuente: Marta Illa.

Tu carrera empezó al salir de OT con Salté, después Volver a mí y ahora Lento, ¿Cómo ha sido el crecer a la vez que tus primeros “hijos” salían a la luz?

Han sido tres lanzamientos tan diferentes… Salté lo grabé en la academia, nada más salir y claro, luego fue la pandemia y no me dio mucho tiempo para hacer promo física, fue todo mediante videollamadas y no sabía muy bien lo que había pasado, estaba que no sabía ni donde estaba. Con Volver a mí, como tenía mi equipo detrás era ya “mi primer lanzamiento”.

Lento es muy especial para mí porque representa el empezar de cero y con lo que quiero hacer realmente.

Estaba súper nerviosa y fue como, «dios mi primer videoclip», mi primer todo, lo viví como mi primer todo. Y pasó un poco parecido, no pude hacer mucha promo presencial por lo mismo y claro también lo relaciono aún con OT, ya que son dos canciones que relaciono mucho a la academia. Y ahora Lento es ya realmente un single donde demuestro realmente lo que quiero hacer, como va a ser mi disco, es un poco declaración de intenciones  tanto musicales como yo y la manera en la que  quiero llevar mi proyecto, sin tener en cuenta ni visualizaciones ni nada.

Fotografía de Anne Lukin/ Fuente: Marta Illa.

Comentaste que estás preparando un disco donde Salté y Volver a mi no estarían, ¿Qué línea le vas a dar?

Lo que me apetece es experimentar dentro de mi estilo, no me sale crear de otra manera que no sea contar lo que me sucede en ese momento. Voy a ser yo, serán trocitos de mí tocando diferentes estilos como boleros, festivaleras, rockeras pero siempre en mi estilo. Habrá canciones más movidas que Lento pero siempre en mi estilo. Yo creo que os gustará.

¿Y lo publicarías solo en formato Cd o también en vinilo?

Un sueño que tengo sería que se hiciese en vinilo, pero es mi primer disco y no sé todavía si se puede. Pero ojalá en algún momento pudiese sacar un vinilo porque sería una fantasía hecha realidad.

Fotografía de Anne Lukin/ Fuente: Marta Illa.

¿Cómo fue el proceso de decidir qué harías un CD y no un EP?

Empecé con la idea de sacar un Ep, pero comencé a escribir más y más y el proyecto empezó a coger más fuerza y forma. Además Ricky quiso apostar por mi bien, haciendo un disco como dios manda. Entonces, como teníamos los medios y las ganas junto con la ilusión dijimos ¿Por qué no? Vamos a hacer un disco.

Fotografía de Anne Lukin/ Fuente: Marta Illa.

¿Cómo surgieron las diferentes colaboraciones que hemos conocido, como la de Zahara?

Pues, con Zahara quedé para componer y para mí era una fantasía hecha realidad ya que a Zahara la seguía antes de todo esto. Fue súper especial el llegar a su casa y compusimos todo el día, salió una canción preciosa y la colaboración salió de una forma súper natural y fluida porque a las dos nos gustó la canción que acabábamos de hacer. Estoy súper contenta de que quiera cantar conmigo, para mí es una ilusión, un placer y un orgullo y me pasa lo mismo con Martí y Ricky. Semejantes bestias confían en mí y que hayamos tenido esa conexión, tanto musical como personal, pues para mí es una suerte.

Fotografía de Anne Lukin/ Fuente: Marta Illa.
Cepeda Previous post Cepeda publica ‘Con Los Pies en el Suelo’, su esperado nuevo disco
Next post El Foco Awards 2020: una primera edición llena de emociones