Leon Coeur: «Nos gusta bailar y hablar alrededor del tema del amor sin llegar a tocar en la diana»

Leon Coeur vuelve con nuevo sonido y cantando en español. En El Foco hablamos con el grupo sobre su nueva etapa a raíz de la salida de ‘Vuelve’, su nuevo single.

Hugo y Will son Leon Coeur, un proyecto artístico que surgió en 2017 en Londres y se curtió en las calles de esta cuidad y en bolos en bodas a lo largo de nuestro país.

Su bienvenida al panorama musical llegó con su EP Les Comediens (2018), y más tarde llegaría su primer álbum Tapas (2020) como temas como Dime o Brick Lane. Ahora vuelven renovados, habiendo, como ellos dicen, encontrado su esencia y su sonido, pasando de cantar en inglés al castellano. Los Ángeles ha sido la carta de presentación de esta nueva etapa, a la que le siguen los singles Vuelve e Idiota.

Sus días favoritos de la semana son el viernes y el sábado, les gustaría hacer una cover de algún tema de Naty Peluso (piensan atreverse con una versión de Boombastic) o Raphael, pero llevada a su terreno. Les encantaría colaborar con Jorge Drexler, haber escrito Elegy de Leif VollebekkFor Emma de Bon Iver y tienen pensado llamar a su futuro estudio de grabación La Casa En Rose.

Están en un momento muy dulce, ya que empiezan a ver recompensado su talento y esfuerzo. Humildes, simpáticos y con los pies en la tierra, pudimos conocer un poco más a este grupo con el que hablamos sobre el confinamiento, su proceso de composición y todo lo que tienen preparado para este 2021.

Y si tú todavía no conoces a Leon Coeur, mejor dejamos que se presenten ellos mismos.

Hugo y Will, Leon Coeur. Fuente: Instagram @leoncoeur

Si tuvierais que hacer un tráiler de treinta segundos para que la gente supiera en qué se está metiendo cuando conoce a Leon Coeur, ¿Cómo sería y en qué estilo cinematográfico lo haríais?

Con una cámara Super Ocho, y habría color en lo que es la gente y las cosas y lo demás en blanco y negro. Habría también momentos muy Gaspar Noé, porque nos pasan cosas muy raras, tipo Woody Allen. Un desayuno habría también en el tráiler, un desayuno guay. Dirías, qué cosa más rara, me apetece ver cómo hacen una peli de esto. Sería como un video de caídas, recopilación de fails o algo parecido. Y clickbait a saco.

¿Tiene vuestro nombre algo que ver con la expresión de “corazón de león”?

Cuando vivíamos en Londres vimos un cuadro que representaba a Ricardo Corazón de León y no recordamos por qué, pero en el momento que vimos el título nos gustó mucho lo de corazón de león y pensamos llamarnos Coeur du Lion en francés. Se lo comentamos a nuestros amigos y Kako de Jack Bisonte nos dijo, yo me llamaría Leon Coeur, conforme a esa idea y dijimos, nos lo quedamos.

¿Qué tal habéis llevado el confinamiento?

Will: Al principio lo pasamos mal pero luego bien. Parece que cada vez hay más esperanza y más actitud positiva, pero al principio fatal, porque además nosotros somos mucho más de movernos, pero no nos podemos quejar tampoco, nos ha dado tiempo a componer y a producir mucho.

Hugo: Lo pasamos separados, pero juntos en el alma. De hecho, estuvimos tres meses y medio sin vernos y es lo máximo que hemos estado en los últimos cinco años sin vernos. Fue rarísimo. Estamos muy acostumbrados a estar juntos.

¿Qué tal la experiencia en Londres? ¿La recomendaríais?

La hubiésemos recomendando, pero ahora han prohibido tocar en la calle. En su momento sí, a nosotros nos dio todo, y nos hizo creernos poder amar la música como oficio. También fue nuestro arranque como grupo, fue nuestra cuna y ahí aunque no quieras, aprendes, porque estás todo el rato conociendo músicos y hablando de música todo el rato. Es como una universidad de la calle de música.

Diría que habéis sido como vuestros propios teloneros, es decir, que todo lo que habéis sacado antes es como una previa de lo que ahora sois como grupo.

No lo habíamos visto así. Pero totalmente, en realidad todo lo que hemos sacado y con el proyecto más armado con Los Ángeles, todo lo que hay antes es una búsqueda, siempre estás en continuo aprendizaje y llega un momento que tienes más claro hacia dónde vas y lo que te gusta, y creo que ya estamos más cerca de esto que del momento búsqueda.

En Tapas ya se veía un poco esta parte experimental con mucho más autotune, sintetizador… ¿Habéis estado investigando? ¿Cómo ha sido este proceso?

Muy divertido, es la parte más divertida en realidad, como cuando cocinas y pruebas la salsa a ver qué tal te ha quedado. Es gracioso porque en Los Ángeles y Vuelve, la producción como tal llevaba un año hecha, entonces es como que a partir del tercer single, Idiota, es donde se ve más incluso el sonido de lo que queremos hacer. La verdad que Los Ángeles y Vuelve son bastante acústicas para lo que viene ahora. En Tapas aprendimos eso, el mundo de posibilidades que había produciendo. Por ejemplo, en Idiota se nos coló el metrónomo porque saltó en Logic sin querer, y lo que era una canción a piano y voz pasó a tener este ritmo que ahora está en forma de sintetizador.

¿Hay pensamiento de sacar disco?

Nos lo han dicho tantas veces que nos lo estamos hasta planteando, pero, de momento, queremos sacar singles. Luego en el futuro si se recopila, pensar las que queremos juntar en un disco pero que no sea sacar un disco porque sí.

Entiendo entonces, que tenéis muchas canciones guardadas.

Sí, es un problema, tenemos una cantidad bastante grande, pero nos cuesta elegir. Componemos mucha cantidad y nos gusta escoger lo mejor.

¿Vais a volver a bailar entre idiomas?

A cortísimo plazo nos quedamos en español, ahora mismo estamos cómodos en español, pero sí que hay una corriente que se lleva ahora mucho que por ejemplo hace Naty Peluso que usa palabras en inglés cantando en que nos flipa. Está la posibilidad al conocer los dos idiomas.

¿Os sale fácil componer en español?

Salen las canciones en los dos idiomas, si sale en español, sale la letra directamente pero el 90% de veces la melodía sale canturreando un idioma que no existe y a partir de eso buscamos la letra.

¿Cuáles son las influencias de los temas que vienen? Con los anteriores escucho un poco de The Lumineers, Vetusta Morla… 

En lo nuevo, hay muchos grupos de Latinoamérica, sonido de Trashy, Daniel Sabater o Sebastián Cortés. No es que nos hayamos inspirado tanto en eso, pero el sonido global se asemeja hacia dónde vamos.

¿De qué temas os gusta hablar en las canciones? ¿Cómo surgen los temas para la composición?

Lo que más nos emociona es hablar de sentimientos, que no tienen por qué ser de amor ni nada así, pero que te hacen entrar en una onda que todo el mundo entiende, que lo escuchas y sabes dónde te sitúa. Nos cuesta escoger, pero hablaríamos siempre de ese tipo de sentimientos. Nos gusta un poco bailar y hablar alrededor del tema del amor sin llegar a tocar en la diana.

En contraposición, me parece que Vuelve es muy cristalina ¿no?

Si, pero sí que por ejemplo cumple esa regla de que la escuchas y sabe dónde te lleva exactamente, todo el mundo tiene eso. Habla también del hecho de volver, si que habla de la relación de dos personas pero más de volver que de una relación, no del hecho de que algo sea toxico o perjudicial para algo, por eso te decimos lo de alrededor de.

El verso ‘Mírame ya soy tuyo al fin y no te lo mereces’ es brutal, es mi parte favorita. Habéis escrito un poema.

Hugo: Esa también es mi parte favorita. Will fue quien escribió esta canción y esta parte, a mí es exactamente esa frase es la que hace que me guste.

Will: Es un sentimiento feo que cuesta reconocer, pero puede ser verdad, al final cuando alguien no merece a alguien.

Hugo: Nos vendemos mucho como que somos los típicos pringados pero que no pasa nada, que está todo bien, entonces a mí esto me encanta y nos gusta mucho jugar a eso. En esta canción y en las canciones que vienen en este primer pack hablan de esto, que está bien y al final las cosas son cosas y la vida cambia. Nos gusta mucho hablar de eso y estar orgullosos de eso. No tiene por qué tener una connotación negativa.

Y en cuanto a los videoclips, ¿os los imagináis al componer la canción?

Justo esto nos cuesta muchísimo, pero sí que tenemos cultura cinematográfica como para imaginarnos las cosas más que como la película, como lo que hay alrededor. Puede que sea donde más pinchamos, necesitamos mucho de la visión de otra persona. Si nos enseñan algo que no nos gusta lo vamos a saber. No creo que sea una de nuestras virtudes imaginar videoclips a lo largo de la canción. Al final no se puede hacer todo, ser guapo, tener talento y hacer bien videoclips.

¿Qué tal lleváis el hambre de directo?

Estamos delgadísimos y con los colmillos largos. A partir de septiembre es cuando queremos salir a tocar fuera las canciones cuando tengamos más subido a Spotify.

¿La diferencia tiene que ser abismal no? ¿Cómo es tocar en pandemia?

Pues mejor que nada pero bastante raro la verdad. Solo ver, aunque los ojos hablen mucho, solo esa parte de la gente, no verles cantar, con algunas canciones nos pasa, echa un poco para atrás, pero el momento volver al escenario y tocar delante de gente fue muy guay. Piensa que llevas tanto tiempo sin tocar que al final coges lo que te dan.

Por último ¿Qué viaje sonoro queréis que tengamos a través de la nueva etapa?

Lo que os apetezca, al final nosotros fabricamos el viaje. Como artistas, lo mejor es que la persona tenga el viaje que quiera con las canciones e interprete lo que quiera, que es lo que te hace conectar con la canción y es lo que te llevas. A largo plazo es lo que nosotros sentimos con artistas que admiramos, que eso lo sienta gente con nosotros sería el objetivo, el viaje que cada uno fuera haciéndose el suyo pero con ese sentimiento de, ¿Cómo se les ha ocurrido hacer este tema?

Idiota, su nuevo single

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Leon Coeur (@leoncoeur)

Idiota es el tercer single que presenta el grupo en su nueva etapa. Se estrenó el pasado 21 de mayo en Spotify, y como prometieron, tiene un sonido mucho más experimental y una letra profunda que deja con un muy buen sabor de boca. Tenemos muchas ganas de escuchar todo lo que tienen preparado y si es en directo, mejor.

El cantante Nil Moliner en una sesión de fotos Previous post Nil Moliner: «Mi intención es cambiar el mundo hacia mejor con mi música»
Next post ‘Forgotten’, el miedo a recordar