Nil Moliner es un artista que no para de trabajar y de regalarnos canciones. El año pasado fue un no parar de música con su primer disco y la reedición de este. En lo que llevamos de año hemos podido disfrutar 5 canciones. La última canción que nos has presentado es Som Ocells. El artista nos ha hablado de este nuevo proyecto, de su gira y muchas más cosas entre risas. 

¿Cómo surgió hacer una canción en catalán y por qué no lo habías hecho antes? ¿Qué significa para ti componer y cantar en catalán?

Tengo muchas canciones escritas en catalán porque es mi lengua. Quería sacar una canción en catalán, pero quería que fuera “La canción”. Una canción con la que me sintiera mucho más cómodo. La canción con la que quisiera enseñar al mundo la lengua, porque al final me parece algo super interesante, evidentemente, no politizar la lengua. Me ha escrito mucha gente de Madrid, Sevilla, Extremadura…gente que se ha escuchado la letra, porque en Youtube hay la opción de traducir, y me han dicho que se han emocionado. Eso es increíble, una canción en catalán, que emocione. Para mi eso es brutal, así que estoy muy feliz de sacar mi primera canción en mi lengua.

¿Qué mensaje querías transmitir con esta canción?

Esta canción habla de una ruptura, es un agradecimiento a esa persona que te acompaña durante mucho tiempo. Yo creo que es desde ese punto de vista de dar las gracias, hay una parte de la canción que dice “moltes gràcies per ser tu”, es un gracias por el hoy y por el mañana. Es el agradecimiento por haberte acompañado durante tanto tiempo en el camino.

A la hora de componer ¿Cómo empiezas una canción?

Yo creo que el sonido viene después, lo primero que me interesa es que mensaje estoy dando, de que va la canción y como puedo vestirla y hacerle el traje perfecto a nivel musical. Luego sí que vas puliendo otros detalles a la hora de producir. Lo primero es saber de qué quiero hablar, como quiero hablar para que el mensaje llegue a la gente y emocione.

En esta canción has colaborado con Gerard Sancho, que es director creativo, ilustrador y dibujante, él ha participado en el diseño de la portada y en la parte creativa del videoclip. ¿Cómo surgió colaborar con él y la idea del videoclip?

Gerard Sancho es una persona con la que hablo cada día porque forma parte del equipo y hace todas mis portadas, hace todas mis camisetas, hace todo a nivel diseño, ilustración y creativo. Es una persona que yo cuando trabajaba de monitor de comedor el trabajaba conmigo y es super romántico. Siempre pensábamos que algún día haríamos algo juntos y a pesar de trabajar con él como parte de mi equipo, quería colaborar con él artista, porque es un artista que tiene un talento increíble. Decidió hacer algo más poético, quería un videoclip más sencillo y que el protagonista fuera él. Estuvimos poco tiempo, pero creo que lo que ha salido es muy poético. Es un lujazo que una persona con la que trabajas cada día, de repente salga su nombre completo en una canción y encima en mi primera canción en catalán, pues aún tiene mucho más sentido.

Has dicho en varias ocasiones que para ti la cuarentena a pesar de todo te vino bien para reflexionar. ¿Crees que tu positivismo y ese buenrollismo que transmites en todas tus canciones ha ayudado a la gente?

Recibí muchos mensajes durante la cuarentena, fue precioso ver como la gente te daba ese cariño. Si es verdad que al principio tuve un poco de miedo porque el feedback yo lo recojo más en los conciertos y por la calle, entonces perdí un poco el norte, pero si que intentaba leer muchísimo. Me sorprendió mucho una chica que era enfermera y me dijo: “llego a casa reventada cada día, llego a casa de salvar vidas y tu me salvas la mía con tus canciones”. Eso fue precioso para mí, estaba perdiendo el norte y ahí lo volví a recuperar de golpe. De repente tiene mucho más sentido lo que estas haciendo y a partir de ahí empecé a meditar. Empecé a sacar versiones de sofá, con colaboraciones, más contenido, porque estaba entendiendo que yo era un entretenimiento para la gente que estaba en casa, me lo tomé en serio.

¿Cómo estás viviendo los conciertos con esta nueva y rara normalidad?

Es igual de bonito. Al final yo creo que cuando preparas un espectáculo para teatros es totalmente distinto de cuando lo preparas para un festival, un estadio o una sala. Pues ahora nos está tocando esto, que es la gente sentada y separada, pero es que no es menos ni peor, igual visualmente lo único es que no puedes ver la cara de la gente, no ves sus expresiones, pero ya es suficiente. Me dicen hace un año que estaría tocando dentro de un año y no me lo creo, así que estamos super agradecidos. También es un lujazo ver a toda mi banda y staff currar. Ahora mismo me han enviado un mensaje de que están viniendo porque mañana tenemos concierto, eso para mi es brutal y ver como volvemos a la carretera con todo el equipo me emociona muchísimo.

¿Cómo llevas a nivel personal la cancelación y el aplazamiento de conciertos?

Lo llevo fatal, suerte que ya no tengo pelo. Yo parezco a veces que soy como el sindicato de mi público. Intento leer mucho los mensajes que me envían y veo que es un lio. Mi oficina lo hace lo mejor posible, son unos profesionales excelentes, los mejores y lo hacen todo pensando en el público, mi promotora igual. Pero al final obviamente son cosas muy costosas por todos los cambios que está habiendo. A mi me preocupa la gente y eso no lo soporto, por eso a veces empiezo a colgar stories para informarles lo mejor posible sobre todos los cambios que se hacen de los conciertos. Entonces si es verdad que me estreso mucho, me tengo que calmar e intentar lidiar con esta calma y decirme a mi mismo que me centre en la música porque al final la gente está por mi música.

Uno de los últimos conciertos y más especiales fue en Barcelona en el Estadio Olímpico. ¿Qué significa para ti llenar este estadio y más en la situación que estamos viviendo?

Primero de todo es el Olímpico y es donde se inauguraron los juegos, ya para empezar era increíble. Segundo, por última vez vi a Bruno Mars allí y ahora estoy yo, evidentemente no con la misma gente, pero si es el mismo espacio, entonces la energía se respira. Fue increíble porque es el primer concierto a taquilla con tanta gente. Fue una locura, preparé este concierto que tenía que ser en el Sant Jordi Club en el 2020, se pospuso al Estadio Olímpico y quería que fuese muy especial. Quería que fuera un concierto que la gente que viniera a verme con anterioridad a Barcelona o alrededores que viera un concierto totalmente distinto. Por eso conté con colaboraciones, fuegos artificiales y efectos especiales. Ese espacio merecía montar un espectáculo. Aún estamos resacosos, yo creo que no lo vamos a asumir y nos vamos a acostumbrar a ello (comenta entre risas).

En el concierto de Barcelona sorprendiste a todo el público con un tema nuevo, Me quedo. ¿Será el próximo single?

Presenté la canción nueva ya que era un concierto especial y decidí presentar esta canción que supongo que llegará pronto. No hay fecha de salida aún, seria increíble que la tuviera, pero no la sé. Supongo que pronto y van a venir muchas sorpresas más.

¿Te gusta más estar en el estudio componiendo o estar encima de un escenario?

Siempre te voy a decir encima de un escenario, porque yo me dedico a la música por ese momento de coger la guitarra, coger el micro y cantar a la gente para emocionar. Después hay cosas maravillosas como evidentemente escribir canciones, grabarlas, que son procesos preciosos. También hacer promoción, videoclips, pero para mi el camino principal es hacer conciertos.

¿Cómo afrontas este verano lleno de conciertos con tu Gira Zero y compartiendo festivales con muchos compañeros?

Pues maravilloso, creo que soy la única persona en el mundo que se alegra de no tener vacaciones, bueno ya te lo diré en septiembre. Si es verdad que es maravilloso, después de un año casi sin conciertos, hicimos tres el año pasado, ahora tener la agenda tan llena nos hace felices por mucho tute que sea. Tenemos muchas fechas y hasta cinco días seguidos, pero nos hace felices. Así que preparándome mental y físicamente para todo lo que viene, pero con muchísimas ganas la verdad.

Siempre dices que la música es compartir.

Si, a mí me han enseñado desde siempre que la música es compartir. Desde fuera igual se tiene otra perspectiva, que la música es competitividad, aparte ahora con todos los números y listas parece que sea un juego. Para nada es así, tu entras dentro de la música, al menos de mi generación, y todos nos queremos, nos alegramos muchísimo por nuestros éxitos. Cuando uno consigue un disco de platino nos llamamos, nos felicitamos y yo creo que eso es la gracia porque al final estamos compartiendo un mismo momento de la música. Por eso para mí es compartir y si puedo invitar a amigos que vengan al concierto a cantar lo haría en cada concierto.

¿Con que otros artistas sueñas con colaborar?

Me encantaría colaborar con todo el mundo, al final es quien quiera a la música igual que yo. Si que es verdad que es mejor cuando tienes algo que contar entre una persona y tú. A veces mola hacer colaboraciones entre amigos porque aprendes, pero también mola hacer colaboraciones con gente que no conoces de nada. Por ejemplo, Lennis Rodriguez yo la conocía por su música, pero personalmente no. Nos conocimos haciendo la versión de Bailando. Con Danny Romero igual, viajé a su tierra, lo conocí en su casa, estuve allí cinco días y ahora es como un hermano. Esto te demuestra que la música es un punto de unión. Todo depende del momento.

Siempre has dicho que uno de tus referentes era El Canto del Loco y hace poco hiciste una versión en catalán de Que Bonita La Vida de Dani Martín. ¿Podría surgir una colaboración entre ambos?

Apretadlo por redes sociales la gente que esté leyendo esto porque yo le aprieto siempre, él ya lo sabe. Supongo que algún día haremos algo, algún día va a caer, yo espero y toco madera siempre.

Además, has colaborado recientemente con David Otero en uno de sus temas, Una vez más. ¿Cómo fue para ti colaborar con el y tener una amistad con él?

Fue maravilloso. David es un tipo fantástico, yo se lo dije, tengo una foto que era en el Palau Sant Jordi cuando tocó El Canto del Loco y yo era super pequeño. De repente estar en su casa, además que super familiar y cercano. Es una persona maravillosa y he aprendido mucho de David. Estar colaborando con el es algo emocionalmente muy bonito para mí. Tener una canción con el y con Arnau Griso, que son amigos, fue precioso. Con David nos hemos contado muchas cosas que con otra gente no porque tiene esa cercanía.

¿Qué significa para ti compartir todo este viaje en la música con amigos como Manu Guix?

Mira hace poco estaba hablando con él, porque somos amigos, ante todo, somos hermanos. Para mi Manu Guix y Roger Rodés, son mis mentores, mis maestros. Al final he aprendido en el estudio, de ellos, he aprendido a entender el mundo de la música con ellos de la mano y todas las sorpresas que han venido. Están conmigo desde Hijos de la Tierra, incluso desde el grupo que tenia antes, desde el minuto cero y el kilometro cero. Son dos personas que no pueden faltar, entienden a la perfección mi proyecto y mi corazón. Eso es brutal y nos permite hacer cosas como un día que nos fuimos a una casa de la montaña que tiene Manu, los tres una semana entera a convivir 24 horas y estamos rezando para volver. Esto te demuestra que cuando hay gente que se quiere, quieren pasar más tiempos juntos.

A finales de 2020 lanzaste la reedición de tu primer disco “Bailando en la batalla: ahora más que nunca”, esto cierra una etapa y abre otra. ¿Tendremos nuevo disco a finales de año?

No lo sé, lo que se es que seguiré sacando canciones y espero reunirlas muchas de ellas con nuevas canciones antes de que acabe el año espero. Yo soy un culo inquieto, sacaría tres discos al año porque cada semana escribo una canción. Lo que me dejen lo haré y yo creo que sí, que antes de que acabe el año sacaremos disco.

¿Habrá más canciones en catalán?

No lo sé, igual me acabas de abrir aquí una idea porque no lo había pensado. Es que tu abres la carpeta que tengo en mi ordenador y te encuentras muchísimas maquetas que tengo hechas en catalán, así que no lo descarto. En principio no es mi principal objetivo, pero no lo descarto porque hay muchísimas.

¿Qué evolución ves a nivel personal y profesional después de este viaje tan exitoso y sin descanso? ¿Qué aprendizaje te llevas?

Yo es que no me doy cuenta de lo que aprendo porque no miro atrás. Un día cuando me pare me daré cuenta de que igual todo el camino que estoy haciendo es de aprendizaje. Cada día aprendo algo, con la gente que me rodeo, con cada entrevista, con cada concierto, siempre aprendo algo incluso inconscientemente. Luego un día te das cuenta de todo y es maravilloso todo este camino y esta profesión. Me gusta mirar el presente y vivir el momento intensamente.

Tienes muy presente siempre a tus padres e incluso le hemos podido ver alguna vez en algún challenge. ¿Qué papel tienen tus padres en tu aventura en la música?

Mis padres son geniales, son dos personas maravillosas, son los mejores padres que uno puede tener. Mi madre y mi padre me apoyan desde el minuto cero, tanto a mi como a mi hermana que era modelo, los dos en este ámbito nos han apoyado siempre y soy super feliz cuando de repente los veo en el concierto y los localizo. Es genial para mí, les saludo desde el escenario y se mueren de la vergüenza, pero sí que soy de esas personas que les gusta mucho cuando estoy fuera de casa después de muchas semanas volver e ir a cenar con ellos a casa y tocar los pies en el suelo y volver a hablar de nuestras cosas de siempre.

¿Quién es la primera persona en escuchar una canción cuando la terminas?

Igual mi equipo es el último que las escucha. Tengo un grupo con mis amigos de toda la vida que si que son los primeros en recibir el link y les pido que me enumeren las canciones del uno al diez y así yo hago un poco la visión. Después de esta visión ya les digo a la banda que se escuchen las que mas han gustado y voy filtrando poco a poco. Además, ahora aprovecho para que vengan a casa para escuchar las canciones mientras tomamos una cerveza.

¿Te influyen mucho las opiniones de los demás?

Me influyen muchísimo las opiniones porque al final son consumidores de música y lo bueno es que mis amigos no tienen ni idea de música, eso es lo que me gusta. Así no estarán valorando si la rueda de acordes podría ser con un sostenido o con la novena. Al final están pensando en lo que transmite la canción en ese momento y eso es maravilloso. Además, es que mis amigos no se cortan, si no les gusta una canción me lo dicen. No se cortan, me dicen que esta canción es un desastre, que no les ha gustado nada y entonces si que digo oye te estás pasando porque a mi me encanta. Esa crueldad a veces es necesaria y mejor si es en confianza y con amor. Por eso se lo enseño a ellos porque son muy sinceros.

¿Crees que se te ha encasillado en un determinado estilo de música?

Yo creo que sobre todo al principio pasó con Hijos de la Tierra, que mostraba el Nil mas optimista, que yo lo entiendo porque soy un tío optimista. Pero creo que tengo por porcentaje más baladas que canciones animadas Obviamente en la radio sonó Soldadito de Hierro que es una balada, pero también suena Mi Religión y suena Libertad. Quien me conoce y sabe mi discografía, sabe el repertorio que tengo. Yo entiendo que mucha gente me vea como una persona optimista, porque lo soy, pero no me centro en hacer canciones optimistas.

De todas tus canciones ¿Cuál es tu protegida?

Mi protegida son todas y claro me tengo que mojar porque os gusta esto de que me moje. Yo creo que ahora es Libertad, es una canción que representa muy bien el momento donde me encuentro, incluso de sociedad que estamos ya viendo un poco la luz al final del túnel, a ver si en unos meses nos recuperamos del todo.

Siempre has dicho que tu objetivo es dejar el mundo un poquito mejor de como lo has dejado y que seas recordado por tu música. ¿Crees que ya has conseguido marcar a una generación con tu música?

Eso sería muy fuerte, no creo. Queda mucha piedra por picar, queda mucho camino por hacer para dejar un poco de huella en este mundo de la música. Yo lo espero algún día porque mi intención es crear esta manera de entender el mundo y que poco a poco mucha más gente vaya entendiendo nuestra locura y la familia vaya creciendo. Mi intención si que es evidentemente cambiar el mundo hacia mejor y si puedo aportar mi granito de arena con la música lo haré y lo estoy haciendo. Si puedo dejar una huella y un precedente estaré encantado, pero aún queda mucho camino.

Previous post Hugo Cobo estrena ‘Sanaré’, su segundo EP
Next post Leon Coeur: «Nos gusta bailar y hablar alrededor del tema del amor sin llegar a tocar en la diana»