Ana Mena llega a Madrid para presentar su segundo álbum de estudio, BelloDrama. La artista malagueña llenó el mítico Wizink de la capital hasta la bandera.

El reto de Ana Mena no era nada fácil: hacer disfrutar a sus seguidores durante las casi dos horas de duración de su concierto. Y lo consiguió. Su Bellodrama Tour llenó las gradas de un Wizink Center que bailaba y disfrutaba cada una de sus canciones y coreaba cada una de las letras. El publicó comenzó algo tímido: sentado en las butacas, móvil en mano y a la espera de la aparición de Ana Mena. Una canción después, los seguidores de la artista malagueña dejaron sus asientos para disfrutar del concierto.

La cita contó con invitados de lujo que acompañaron a la cantante encima del escenario. El primero de ellos fue Rocco Hunt, que apareció hasta en dos ocasiones para interpretar Un beso de improviso y, después, A un paso de la luna. Unos minutos después, Omar Montes se subió al escenario para cantar Solo, la canción que tienen a dúo los dos artistas. No podía faltar un fijo en las puestas en escenas de Ana Mena, Abraham Mateo. Quiero decirte se ha convertido en un éxito que ya alcanza, solo en Spotify, más de 60 millones de reproducciones.

A pesar de que Ana Mena estuvo bien acompañada en momentos puntuales de la noche, su cuerpo de baile, a quien agradeció en todo momento su esfuerzo y talento, no dejó el escenario y lo dio todo para hacer de esta cita una ocasión única y especial. «Estoy tan agradecida y tan emocionada por lo que vamos a vivir esta noche. No tiene precio. He visualizado este momento en cada escenario en el que he estado», ha afirmado la cantante malagueña durante su actuación.

Dos outfits, las mejores canciones de su repertorio y muchos recuerdos al pasado. No faltaron las imágenes de Ana Mena dando sus primeros pasos en el mundo de la interpretación: primero en su casa, con sus familiares; después en pequeños escenarios; platos de televisión; y un resumen de su impecable e imparable carrera musical. Era su noche. La noche con la que había soñado durante tanto tiempo y se notó. Un público completamente entregado, que coreaba cada una de las canciones y aupaba a la malagueña. Niños, adolescentes, padres y adultos. Todos se reunieron en un mismo espacio para disfrutar de sus éxitos.

Y una noche tan especial no podía terminar sin una sorpresa. Aunque no era ninguna novedad para los seguidores más fieles de Ana Mena. En unas semanas, tal y como ha confirmado en directo, publicará Madrid City, su último sencillo y que seguro se convertirá en un éxito. No solo ha hecho el anuncio, sino que también ha interpretado por primera vez la canción en directo y de manera íntegra. «Madrid ha sido una ciudad que me ha acogido desde el primer día», afirmó.

Las 12, Música ligera, Melodía criminal, Un clásico… no ha faltado ninguno de sus recientes éxitos. Y tampoco han faltado los temas más antiguos de su carrera musical: Ya es hora o Ahora lloras tú. Incluso ha querido versionar algunas canciones que no son suyas, pero que ya se han convertido en unas más de su repertorio: Obsesión y Puedes contar conmigo.

Como broche final para una noche única que seguro que Ana Mena tardará bastante en olvidar, todo su equipo subió con ella al escenario. Llegó la ya habitual fotografía grupal y una sorpresa muy especial: la madre de la artista le entregó un ramo de flores. «No sé si es el mejor final para un concierto», se disculpó. La realidad es que no tenía nada de lo que disculparse. Fueron casi dos horas de concierto en las que Ana Mena se mostró nerviosa, emocionada pero siendo ella. Su desde Málaga pal’ mundo llenó un Wizink Center que vibró y disfrutó de ella como nunca antes. Ni ella ni el público olvidaran esta noche. 

Previous post Vive Dial 2023 volverá el 14 de septiembre en el Wizink Center
Next post GALERÍA | Las mejores imágenes del Wizink de Ana Mena