Fotografía : Adrián YR/Ochoymedio

Jimena Amarillo revoluciona Madrid y se consolida como una de las artistas del momento. Nadie se quiere perder el talento de la joven.

Si hay una artista que ahora está en boca de todos, esa es Jimena Amarillo. Desde Luis Enrique, antiguo entrenador de la Selección Española masculina de fútbol, hasta Aitana que, recientemente, la nombró en redes sociales como su cantante favorita de la nueva ola de talento joven que está emergiendo.

Esto no se ha quedado solo en las altas esferas, la música de esta joven cantante está conquistando a todos, sin límites. Tanto que, el pasado jueves, Madrid decidió llenar la sala Ochoymedio para dar su calor a Jimena Amarillo. Para gritar sus canciones con fuerza o para sentirlas en lo profundo. En definitiva, para disfrutar de una noche especial con la artista como pretexto, con la música como unión.

Los encargados de abrir la cita fueron el grupo Amor Líquido. «Estamos aquí porque Laura Escanes mandó un día un audio y, con él, empezamos a crear música», admitieron. Y así, con esa frescura que les caracteriza y con esa naturalidad fueron interpretando algunos de sus temas más sonados como ‘Gallega’, ‘Marimacho’ o ‘Metro Ibiza’, todos ellos basados, tal y como dijeron, en cosas que les ocurren. Estuvieron media hora sobre el escenario, sin embargo, se sintió como un suspiro. Dejaron ganas de más. De mucho más.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por AMOR LÍQUIDO (@amorliquidx)

Emoción y euforia

Y así, con un público eufórico, Jimena Amarillo fue recibida en el escenario para iniciar uno de los bolos de su vida. Sin duda, para cualquier artista, tocar en Madrid es especial. La mayoría suelen llegar aquí siendo jóvenes y es aquí, donde se desarrollan como músicos. Donde escuchan a sus referentes y aprenden de ellos. Donde van haciendo hogar. Por eso, ir aumentando aforo en Madrid siempre emociona. Eso le pasaba a Jimena, tenía la mítica Ochoymedio a sus pies, llena prácticamente hasta la bandera. Y con gente coreando sus canciones.

Sin embargo, la emoción no opacó el disfrute. Los primeros acordes empezaron a sonar a los segundos de su salida y ya fue un no parar. Los temas se iban dando paso, uno a uno, con el tiempo consumiéndose a una velocidad arrolladora. Canciones de su álbum ‘Cómo decirte, mi amor’ y, también, de su último trabajo ‘La pena no es cómoda’. No faltó nada. ‘Porque tú lo sabrías’ o ‘Billete de amor’ fueron las encargadas de poner las notas melancólicas a la velada y, para sorpresa de muchas, ‘Ni se nota’ sirvió para activar a todas las presentes. «Estoy un poco harta de este tema, así que, vamos a cantarlo tipo charanga y hacéis una conga», dijo Jimena provocando el movimiento de toda la sala. Una noche que fue un torbellino de emociones, donde se pasaba del llanto al grito en cuestión de segundos. Y es que, así es la música de Jimena: intensa, pero potente. Llena de verdad.

Colaboraciones especiales

Sin duda, además de contar con talento, Jimena Amarillo ha tenido la suerte de saber rodearse de grandes amigas de la industria. Y no podían faltar. Casi al final del setlist, la artista fue invitando, una a una, a mujeres que, además de cercanas, son referentes para ella. La primera en acompañar a la joven fue Samantha Hudson, quien se atrevió a poner voz a ‘Cuando ya no me quieras’, una de las canciones más emotivas de la valenciana. Jimena aprovechó este momento para acompañar a Samantha a golpe de violín y, junto a ellas, también estaba Amore, que se ocupó del teclado. Una vez acabó este tema, Samantha Hudson abandonó el escenario y ambas, Jimena y Amore, interpretaron ‘3 amigas tuyas’, donde la murciana reemplazó a Eddi Circa. Esto no quedaba aquí y aún faltaban algunas colaboraciones más en la noche. La siguiente en participar en la cita fue Irene Garry, otro nombre que ya se ha convertido en un imprescindible de la nueva ola de artistas. «Irene me ayudó a hacer música cuando yo pensaba en dejarlo. Un verano que estábamos las dos fatal escribimos un par de temas y hoy los tendréis, aquí y en plataformas», confesó Jimena al ritmo que comenzaba la melodía de la primera de las canciones. Ya sí, tras Irene Garry, tocaba poner fin a las invitadas. La última fue Luli Bono, la artista que ha acompañado a la joven durante toda la gira de verano.

Para lesbianas

Por supuesto, tampoco faltó el agradecimiento a todas las presentes. «Dicen que hago música para lesbianas y, no sé si todas las que estáis aquí lo sois, pero me gusta eso. Para mí es un concepto, es reunirte con tus amigas en un espacio seguro y disfrutar de su compañía. Si mi música y mis conciertos permiten eso, me encanta el apodo», dijo la joven valenciana. Y es que sí, la diversidad es la gran protagonista de los conciertos de Jimena Amarillo. Son espacios libres donde cada cuál puede ser y sentir, donde nadie mira a nadie por encima y, donde aquellas que no encontraron nunca pronombres con los que sentirse representadas en canciones, pueden cantar a pleno pulmón imaginándose su vida. Por eso y por más, Jimena Amarillo es tan necesaria y ha conseguido destacar en una industria que parece colapsar por momentos.

Finalmente, la noche terminó a ritmo de ‘Cafeliko’, uno de sus temas más sonados. Pero, esto no quedará aquí. Y muchas repetirán, incluso aquellas que han sido arrastradas por otras amigas. Porque con Jimena pasa eso: una vez la escuchas en directo, nunca volverás a faltar. Por su talento y por formar parte de lo que se crea. Sororidad y emoción, no hay más. Esa es la clave de su éxito.

Javi Alonso Dani Gurtely Diabla Previous post Dani Gurtely y Javi Alonso: “Lo nuestro fue un flechazo artístico”
Marwan 20 años canciones urgencia Next post Marwán: “El público es el que vuelve emblemáticas las canciones”