Malva presenta su primer EP Nos estamos equivocando, 6 canciones de «error» acertado, rock en las venas y canalla esencia murciana. ¡Descúbrelos aquí!

Tres chicos, mucho rock. Este es el primer EP de la banda murciana. y llega recogiendo los frutos de un trabajo muy duro. Nos estamos equivocando no es un error de Malva, pero de serlo… es el mejor que podrían haber cometido.

Malva no se equivoca…

El mito de las grandes bandas, el hueco de Tequila, Pereza, Los Rodríguez, MClan…  Malva es picardía y locura, descaro y ganas. Es la amistad de Carlos SeguraAlejandro Sotomayor y Gabri Cortés . Malva es el hormigueo de las primeras veces, la (in)seguridad, vértigo y manejo del escenario. Como todo grupo en despegue, viven el vaivén entre las alturas: del ímpetu al frenazo en seco. Un camino de pasos pequeños pero seguros donde es esencial fluir.

Carlos, Alejandro y Gabri, los tres locuelos que conforman Malva, estrenan ‘Nos estamos equivocando‘/ Fuente: @malva_carlos vía Twitter

Juegan sus cartas en un repertorio peculiar, de sonidos diferentes con toque único. El gen rock siempre presente, nostálgicas baladas, reminiscencias pop y matices electrónicos bailan con letras muy personales, cargadas de historias. Nos estamos equivocando es un EP de luces y oscuridades. La receta de su reflejo en experiencias, con la música como trasfondo intrínseco en cada uno de ellos. Referencias astronómicas y metáforas cálidas llenan los versos de sus canciones, que calan y enganchan.

Montaje con todas portadas de los singles que contiene ‘Nos estamos equivocando’ / Fuente: Spotify

Como primera muestra las distintas facetas de los murcianos, Nos estamos equivocando nos conduce hacia un viaje musical por los temas que hasta ahora han marcado su carrera. Canciones de propia cosecha que son prueba tangible de sus pinitos sobre las tablas, pero a la vez, prometen un recorrido dilatado en la música. Talento no falta, ganas tampoco.

… desde Las alturas  

Cada una de las canciones que sale de Malva lleva un aluvión de sensaciones por bandera. Una vía de desahogo, encarrillar el torbellino interior: energía, dolor, nostalgia, tormentos… La equivocación es un proceso humano, natural y común.  Sin los errores se deshumaniza la vida, que es lo que muestran las 5 canciones que ya conocíamos del EP.

Pero no sabíamos cómo sonarían desde Las Alturas. Éste es el último tema que grabaron, hasta ahora inédito. En él cantan al amor natural, en un alegato por dejarse llevar y apostar sin miedo a los prejuicios u opiniones externas. Más sentimental, sobre asumir los vértigos, el riesgo y a ciegas, descubriendo el «qué pasará» viviendo.

Un EP de contrastes

Malas formas es el retrato más gamberro de un robo a medianoche. La canción más puramente rockera , rollinga, potente. Muy diferente a los aires del resto del EP. Dejan los mandos a la voz, guitarra, bajo y batería. Todas gritan hacia el desorden perfectamente medido, y enamoran. Y de las malas, «acabar de buenas formas /No dejaba todo resuelto/Tu tal indiferencia al mundo pesaba/ Sobre mi cuerpo». Un amor veraniego ya roto, muy galáctico y eléctrico se contiene en Todo lo que me juraste. Pegadizo, enérgico y más nostálgico, marca recuerdos que vuelven para doler. 

Gaviotas, sobre el caos del recuerdo. El abandono de una época pasada, darse cuenta de que el tiempo se escapa. Un reflejo y su identidad confrontada. Un tema que marca distancia con la niñez, reflejando la añoranza de viejos tiempos. Con un regusto amargo que hace mirar atrás, es a la vez el momento ideal.

Despacio, en el Ártico encontramos esos puntos inestables de cada uno, que hacen necesario orientar el rumbo. Como una brújula, promesas y metas soleadas buscan el equilibro. Ultravioleta cierra el EP con su irónico trasfondo pues «fue la canción que abrió la primera puerta». Ahora la entreabre para dar el pistoletazo formal de su carrera. En ella reluce la tonalidad perfecta, las noches que la compañía hace mágicas e inolvidables, especial y a propósito del grupo.

Melenas al viento para disfrutar las grandes notas que deja el EP Nos estamos equivocando… y que hacen de Malva un grupo imprescindible. De esos que buscan más, siempre más. Prueba y error, en píldoras adictivas de rock y rollo, muchísimo rollo. 

Previous post ‘Maria Pinart’ y L’Enemic: la mezcla para dar un salto en la música
Next post ‘La flor’ de Alex Palomo, el último rayo de luz de este 2020