La cantante está nominada a ‘Best Live Music’ y ‘Best Latin Rock or Alternative Album’

Con MOTOMAMI, Rosalía reflexiona sobre la fama, el dinero y la familia explotando sonidos nuevos que muestran la gran versatilidad de la artista catalana. Rosalía deja atrás el concepto que existía detrás su segundo trabajo, El mal querer, que le otorgó un reconocimiento global. Cuatro años han pasado ya de aquella Flamenca que, en su día, también despertó polémica y, desde entonces, Rosalía nos ha ido dando pistas, con sus numerosos singles y colaboraciones, de que su estilo no es inamovible.

La fama, el capitalismo, la familia y la religión son los pilares básicos de MOTOMAMI. Además, encontramos también un fuerte empoderamiento femenino y referencias sexuales que aportan al disco matices frescos. La vanguardia, el modernismo, la mezcla y el juego son esenciales para la creación de un álbum que destaca por su producción.

Por ello, la casa de los GRAMMY’s la ha nominado a dos premios este año:

  • Best Live Music
  • Best Latin Rock or Alternative Album
Rakky Ripper Previous post La ‘Tracción’ de Rakky Ripper en el Benidorm Fest
Next post INVERFEST: vuelve el festival que pone música al invierno