La final más movida de Mask Singer nos dejó cinco desvelamientos, un ganador y muchas sorpresas que dejaron al público con la boca abierta.

La segunda edición de Mask Singer ha sido una montaña rusa de emociones y el culmen de esta fue la gran final. Las cuatro máscaras finalistas y la máscara virtual del programa desvelaron su identidad. Además, Erizo fue el sorprendente ganador.

Los investigadores también fueron protagonistas en la última gala del concurso. Javi Ambrossi cumplió con su palabra y llegó a la final vestido de Reina del carnaval. Asimismo, se hizo entrega de los Prismáticos de oro al investigador que más famosos hubiese acertado. Aunque la lucha estuvo reñida, Javi Ambrossi se llevó el premio con tres aciertos. Por detrás quedó José Mota con dos, Javi Calvo con uno y Paz Vega con el paupérrimo número de cero aciertos.

Monstruita, cuarta finalista

La máscara más aterradoramente achuchable del programa fue la primera en desenmascararse de la final. Con una voz dulce e infantil, Monstruita se ganó el corazón de todos.

Tras numerosos nombres, las apuestas finales de los investigadores fueron Macarena Gómez, Elsa Pataki, Susana Griso y Malú. No obstante, ninguno de ellos acertó, ya que Monstruita era Anne Igartiburu.

Huevo tuvo que romper su cascarón

La otra simpática máscara de Mask Singer, quedó tercera. Huevo con su simpatía, delicadeza y bailes divertidos conquistó al público y a investigadores.

Con actuaciones de diez, Huevo perdió el truelo y su identidad quedó al descubierto. La influencer María Pombo se alojaba debajo de la máscara. Fue una sorpresa total ante la unánime apuesta de los investigadores por Almudena Cid.

Plátano se lleva la medalla de plata

Sin duda, Plátano fue la máscara que más juego dio en el concurso. Vacilón y chulesco, no consiguió hacerse con la máscara dorada.

En este caso, Javi Ambrossi dio en el clavo con el artista que se encontraba debajo. Willy Bárcenas era el nombre que albergaba Plátano. Su presencia en el programa demostró el talento del cantante fuera de prejuicios y tópicos.

La máscara dorada fue para Erizo

Erizo, gracioso y burlesco, consiguió el puesto número uno en el talent show. Una máscara misteriosa que despistaba a todo el mundo.

Sin saber muy bien quién era, los investigadores lanzaron los siguientes nombres: Antonio Carmona, Manuel Carrasco, Manuel Díaz «El Cordobés» y Francisco Rivera. Sin embargo, Erizo era el bailarín y coreógrafo, Joaquín Cortés, ganador de Mask Singer.

La máscara virtual

Tras numerosos programas y muchas pistas Dama Centella bajó al plató de Mask Singer para cantar y bailar en directo.

Los investigadores oficiales no acertaron el nombre de la famosa, sin embargo los investigadores caseros hicieron su trabajo correctamente. Debajo de Dama Centella se encontraba Tamara Gorro.

Previous post Blas Cantó estrena ‘Americana’; tema pegadizo para el verano
Love of Lesbian Teatre Grec Next post Love of Lesbian en el Teatre Grec: catarsis en un viaje épico al centro de todo