¿Cuántas veces has intentado consumir ropa sostenible pero no lo has hecho porque te ha costado encontrarla, había poca variedad o el precio era demasiado elevado para tu bolsillo? Con el movimiento ‘Upcycling’ se solucionará este problema

Con un sistema que induce al consumo masivo y está saturado de los constantes impulsos de las nuevas tecnologías que muestran algo nuevo que comprar a cada segundo, el ‘fast fashion’ o ‘moda rápida’ se ha convertido en un peligro para el medio ambiente.

Producir una única camiseta de algodón requiere un gasto de 2.700 litros de agua, la cantidad suficiente para dar de beber a una persona durante dos años y medio, según datos del Instituto de Recursos Mundiales.

Además, los patrones del mercado han cambiado y el consumidor medio compraba en 2014 un 60% más de ropa que en el año 2000. Se estima que si el consumo de recursos sigue aumentando en esta escala, en el año 2050 se necesitarán tres veces más recursos naturales que hoy en día.

“Si ahora mismo se dejase de fabricar ropa, podríamos vestir durante 8 años”

El término “upcycling” nace de la combinación de dos palabras inglesas: upgrade (actualizar) y recycling (reciclar), e indica el acto de crear productos nuevos y de mayor valor a partir de materiales reciclados.

Fue acuñado por el arquitecto William McDonough y el químico Michael Braungart para explicar su visión de cómo los objetos deberían ser diseñados. Así, empezaron demostrándolo materialmente con su libro Cradle to Cradle, publicado en 2002. Cuando salió a la venta, llamó mucho la atención de la opinión pública por el material en que estaba hecho: sus páginas estaban hechas en plástico reutilizable e incluso la tinta estaba pensada para ser lavada y reusada.

El ‘Upcycling’ puede ofrecer soluciones e ideas para aquellas empresas que trabajan con materiales difíciles de desechar, y que por consecuencia tienen un alto impacto ambiental. El único límite ahí es su propia creatividad. De hecho, no es coincidencia que detrás de muchas operaciones exitosas de ‘Upcycling’ esté algún diseñador creativo que ha decidido experimentar más allá de lo común.

Un perfecto ejemplo es el reloj Nutella de Alessi diseñado por Giulio Iacchetti: esos jarros de 800 y 950 gramos de Nutella que se transforman en relojes que salen de la tapa casi como un péndulo, convirtiendo un envase de uso común en un objeto de diseño.

En los 90, la casa de moda Martin Margiela lo intentó, pero es ahora cuando los diseñadores se empiezan a tomar en serio esta forma de crear colecciones a partir de la reutilización de prendas y tejidos.

Mariola Marcet fue pionera en traer el movimiento ‘Upcycling’ a España. Conoció la moda sostenible haciendo intercambios de ropa de segunda mano, para que estas prendas pudieran alargar su vida.

Fue entonces cuando conoció el ‘Upcycling’, que en Estados Unidos ya tenía un largo recorrido. “Creía que era una manera idónea de atraer a la gente que consume ‘fast fashion’, explica Mariola Marcet. Los consumidores de la conocida moda ‘fast fashion’ se caracterizan por querer renovar su armario contínuamente y querer ir a la última. “Una manera de atraer a los consumidores de ‘fast fashion’ es enseñarles que con la transformación y customización de prendas a través del ‘Upcycling’ también pueden cambiar de ropa contínuamente”, añade Marcet.

De Wallapop a la pasarela

La moda de segunda mano llegó el pasado verano a la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid (MBFWM) de la mano de la diseñadora María Escoté junto con la plataforma de compraventa de artículos usados Wallapop. Se trata de la primera colección de segunda mano que llega a las pasarelas.

Con sus diseños únicos, María Escoté le dio una segunda vida a estas prendas, usando piezas de segunda mano que reconvirtió en nuevos diseños. Con el título ‘Walla Bibidi babidi bu!’, la colección se enmarca dentro de la idea del consumo responsable y de la reutilización de la ropa. Esta colección, que solo se pudo ver durante la pasarela y no se puso a la venta, se trataba de, en palabras de la propia modista, “desmontarlas y crear unas nuevas prendas con una nueva historia”.

“El ‘Upcycling’ no solo se trata de moda sostenible, se trata de dar un valor añadido a las prendas”

No solo los grandes diseñadores apuestan por esta tendencia, sino que en las universidades también está pisando fuerte. María Bretones es recién graduada en Moda por BAU y ha realizado su Trabajo de Final de Grado (TFG) sobre esta tendencia: “Antes de empezar la carrera, no conocía ni estaba metida en el mundo del ‘Upcycling’”, nos explica.

El problema del ‘Upcycling’ en España es que todavía no es muy conocido y la gente apuesta por la facilidad y comodidad de la conocida moda rápida de las grandes empresas de la moda. “Hay mucha gente que sigue en el mundo Inditex porque no sabe las consecuencias negativas que tiene el ‘fast fashion’”, explica María Bretones.

Con este afán de dar a conocer el ‘Upcycling’ en España, María Bretones decidió hacer su TFG sobre esta tendencia. “No solo se promueve la moda sostenible, sino que es un juego de transformación y customización”, explica.

Además, el ‘Upcycling’ le da un valor añadido a la prenda, algo que no tienen las prendas de ‘fast fashion’, conocidas como de usar y tirar. “El Upcycling da un valor añadido a las prendas porque puedes vestir piezas que habían pertenecido a tu familia siguiendo la moda. Esto le da un valor emocional muy especial”, añade Bretones.

La moda sostenible va mucho más allá: las condiciones de los empleados, la gestión de recursos, el número de prendas producidas y el transporte

La moda ‘Upcycling’ no está al alcance de todo el mundo, porque como ya destacó María Bretones: “la gran mayoría de personas no tienen la habilidad para diseñar y customizar sus propias prendas”. Es por esto que en España han aparecido proyectos como ‘Upcyclick’ impulsado por Mariola Marcet, que nos explicó su funcionamiento: “Nos contacta una persona con una prenda que no se pone, pero que tiene un valor especial. A partir de aquí le ponemos en contacto con un ‘fashion maker’ de su ciudad y empieza la transformación de su prenda”.

‘Upcyclick’ es la ‘startup’ que reovará toda la ropa de tu armario sin compar nueva

Aunque el ‘Upcycling’ todavía no es muy conocido en España, “porque la gente no termina de entender lo que es”, según Mariola Marcet, cada vez se va a ir arraigando más en la sociedad actual, concienciada con el medio ambiente.

Uno de los objetivos principales del ‘Upcycling’, y de plataformas que lo promueven como ‘Upcyclick’, es fomentar la moda sostenible y el concepto de la economía circular. “La economía lineal genera residuos contínuamente y, aunque se reciclen, generan mucha contaminación en el proceso. Por esto el ‘Upcycling’ es una buena opción, porque no contamina y se mejora el producto”.

Desde ‘Upcyclick’ también están muy concienciados con el medio ambiente en el aspecto del transporte, ya que solo conectan “fashion makers” y “fashion lovers” de una misma ciudad, ya que así el desplazamiento se puede hacer en bicicleta o caminando.

Perfiles en Redes Sociales