Tavernes de la Valldigna será la última ciudad valenciana en bailar ‘hasta que todo acabe’

El Mediterránea Festival es la última parada de Izal por la provincia de Valencia y después de tantos años de gira, no podía ser otro que el festival de Tavernes el que cerrara este hito. En febrero de este mismo año la banda anunciaba que iba a realizar ‘un parón indefinido’, se van de vacaciones, pero son muchos los que aseguran que este ‘hasta luego’ suena a despedida.

Los conocimos con ‘Magia y efectos especiales’ un álbum del que salieron canciones históricas del grupo como La mujer de verde o la romántica Qué Bién. El segundo en llegar fue ‘Agujeros de Gusano’ con el Pánico Práctico o la Despedida. Con ‘Copacabana’ y ‘Autoterapia’ se consolidaron en el top de los grupos de indie-rock españoles, los fans se volvieron locos con temas como El Baile, Copacabana, Los Seres Que Me Llenan, Ruido Blanco, Bill Murray… sinceramente de estos discos no podemos elegir ejemplos porque (ya lo hemos comprobado muchas veces en directo) sin duda son los álbumes favoritos del público.

Ahora, con su último trabajo ‘Hogar’ hacen un viaje a la introspección, a lo que son por dentro, a lo que han aprendido de estos años de casa, soledad y música de balcón. Mikel Izal compuso Meiuqèr sangrando sobre el papel todas estas vivencias y sentimientos. Meiuqèr fue la primera canción que escuchamos de este disco-despedida y entre nota y nota ya se auguraba una nueva etapa.

En He vuelto y su ‘y si ya llegué al lugar que soñaba cada día ¿por qué siento que me miento al decirme que esto es vida?’ ya podíamos intuir que las cosas no iban bien en el grupo. Pero si algo hemos aprendido del 2022 es que la salud mental es lo primero, es nuestro seguro de vida. Si este ‘parón’ hace que se vuelvan a ilusionar, que tengan ganas de volver, bienvenidos sean todos los parones que hagan falta. Hasta entonces, queda un último baile en el Mediterránea. Habrá que bailarlo hasta que acabe.

Perfiles en Redes Sociales