Luis Fercán | Fotografía: Alba Bouvier

Luis Fercán enamora a Madrid en un concierto especial donde no faltaron sus grandes amigos de la industria musical. ¡Vaya noche!

El reloj rozaba las 21.00 de la noche cuando una de las salas más famosas de Madrid, la Paqui; conocida anteriormente como la But y, por los más indies, como Ochoymedio, temblaba esperando a Luis Fercán. Tanto que, cinco minutos más tarde de la hora pactada, todo se cayó abajo en aplausos hacia el cantautor gallego.

Luis Fercán en La Paqui | Alba Bouvier

Guitarra en mano, el joven cantante tomó el escenario para dar, tal y como él dijo, uno de los conciertos más especiales de su carrera. Allí, sobre las tablas se formó una casa. Luis Fercán creó un hogar en el escenario. Él solo, junto a varios sofás, unas lámparas y un fondo que hacía recordar imágenes de Galicia. Y es que, no hacía falta más. «A veces he hecho conciertos con banda, pero este concierto, así solo, se lo debía al Luis de 16 años. Es el concierto con el que él siempre hubiera soñado», admitió sonriendo el cantautor. Luis pertenece, sin dudarlo, a esa generación eterna de cantautores gallegos que están brillando actualmente.

Y así, como si el tiempo corriera con una velocidad diferente, la noche fue pasando de tema en tema, de canción en canción. Desde los primeros, hasta el último que acaba de ver la luz; ‘Busco’, que cantó junto a Mr.Kilombo. «¿Os ha gustado el nuevo tema?», preguntó Luis antes de que empezaran a sonar los primeros acordes. Un sí unísono fue la contestación. Y se notó, el público no dejó de gritar de principio a fin. Sin duda, los asistentes estaban entregados a la causa. Y no solo en esta, en todas las canciones. Medían a la perfección el espacio entre el grito y el silencio, entre el canto y la escucha. Haciendo resonar cada tema, sin opacar la voz de Luis. El de ayer fue de esos públicos que, sin hacerlo a propósito, consigue sacarte algún escalofrío y ponerte los vellos de punta.

Como era de esperar, temas como ‘Venecia’ o ‘Ella’ sacaron más de una lágrima a los que tuvieron el privilegio de escucharlas en directo. «Ahora puedo decir que ya he ido a Venecia», decía bromeando el cantante. La espontaneidad no se pierde en los conciertos de Luis. Ni eso ni las vivencias personales. Como metáfora, los conciertos de Luis podrían ser una tarde de verano en una ciudad donde ya ha llegado el invierno. Un soplo de brisa marina en medio de la Meseta. Quizás, para los que somos de cerca del mar es algo así como un escondite. La manera de transportar el verano allá donde lleve la música.

A lo largo de su carrera, Luis Fercán ha sabido rodearse de grandes nombres de la industria musical. Grandes y, sobre todo, especiales. Por ello, en la noche de ayer, una cita tan especial para el cantautor gallego, no podían faltar sus amigos. Álvaro de Luna, intepretando ‘6AM’, Colectivo Panamera, Rebeca Jiménez o Club del Río, además del ya mencionado Mr.Kilombo, fueron los acompañantes de Fercán en el escenario. Bueno, ellos y algunos más que se unieron a hacer los coros del gallego.

La noche cerró por todo lo alto, sin bis; que eso a Fercán no le gusta, con la interpretación de los temas más conocidos del gallego. ‘El Palmar’ y ‘110’ pusieron el broche de oro a unas horas que, para muchos, incluido Luis, quedarán para el recuerdo. Antes de despedirse, el joven prometió volver pronto, con mucha música nueva.

Quedó por cantar ‘Galicia‘, el tema que comparte con Yoly Saa, y que algunos también pidieron. Pero, tal y como afirmó Fercán: «dejar alguna canción sin cantar me gusta, así os dejo con ganas de volver. Con el gusanillo». Algo que, sin duda, ocurrirá. Volverán, como quien vuelve a casa y encuentra refugio en las canciones. Así, sin más, son los conciertos de Luis Fercán. ¡Hasta el próximo!

Previous post E! Fest Valencia: el nuevo ciclo de conciertos TOP en la Comunitat Valenciana
Next post Álvaro de Luna estrena su nuevo disco ‘Uno’: «Es mi cable a tierra»