Melendi llega a Barcelona para presentar su gira 20 Años Sin Holanda en dos shows con entradas agotadas en los que repasa cerca de treinta grandes éxitos de su carrera musical

España tenía ganas del ‘Melendi antiguo’. Era un secreto a voces que llevaba demasiado tiempo corriendo y que ha quedado demostrado con los ‘sold outs’ del tour 20 Años Sin Holanda por todo el territorio español. Dos de esas fechas con entradas agotadas fueron en el Palau Sant Jordi de la capital catalana y, con ellas, el cantante asturiano termina el 2023 por todo lo alto.

Este tour de ‘remember’ conmemora dos décadas de trayectoria del artista en la industria musical, llevando al público en un viaje a través de sus memorables éxitos que hemos cantado y bailado en el coche, en fiestas y en todo tipo de momentos de los últimos veinte años. Durante todo el concierto, Melendi no solo entonó sus canciones más emblemáticas, sino que también compartió con su audiencia reflexiones sobre su evolución personal y musical en este periodo. La atmósfera del concierto, dedicado al recuerdo, reveló un Melendi que se reconciliaba con su pasado, removiendo emociones que pensaba tenía superadas al subirse al escenario.

El setlist abarcó una amplia gama de éxitos, empezando por El parto y siguiendo hasta los himnos más antiguos, como Con la luna llena, Kisiera yo saber, Vuelvo a traficar, Sé lo que hicisteis o Caminando por la vida. Tampoco faltaron Piratas del bar Caribe, Lágrimas Desordenadas, La promesa, Cheque al portamor y Tu jardín con enanitos, y completaron la lista muchas otras canciones (¡cantó cerca de treinta!) que han llevado al asturiano a lo más alto de la industria musical de este país. El broche de oro lo puso, como no podía ser de otra forma, Gracias por venir, la canción que resume todo este tiempo entre canciones.

Lleva dos décadas sin noticias de Holanda pero hay algo que ha estado presente en todos y cada uno de esos años: sus fans. Esta gira es un homenaje a ellos, los que se dejan la voz en cada concierto, compran su música y le guardan las espaldas a cada paso que da, en cada etapa que vive. El concierto en el Sant Jordi fue un testimonio de la conexión única que Melendi tiene con sus seguidores: visuales cargados de emotividad, como en Cenizas en la eternidad, dedicada a su fiel público o Gracias por venir. La conexión también se notó en los momentos intensos en los que Melendi detuvo el espectáculo ante los desmayos por el calor y pidió que se repartiera agua para garantizar el bienestar de su audiencia.

El paso de Melendi por el Sant Jordi fue un relato emocional que transportó a la audiencia a través de dos décadas de vivencias, crecimiento y, sobre todo, música que ha dejado una marca imborrable en la historia de la escena musical española. Un tributo a sí mismo, que a lo largo del tiempo ha sabido reinventarse manteniendo intacta la esencia que lo convierte en un referente del pop y la rumba españoles.

Previous post The Blaze la gran confirmación del Tomavistas 2024
Next post Leiva llena el Wizink en Navidad: Crónica de un concierto en Navidad