Besmaya presenta ‘Automóvil’ en el Ochoymedio

Una noche especial para Besmaya: tocaron por primera vez Automóvil, cantaron junto a Ignacio Lacarra y contaron con la presencia de sus abuelas en el palco.

21:24 horas de un viernes noche en Madrid. Podría ser un viernes cualquiera, pero concretamente este es el viernes del sold out de Besmaya en el Ochoymedio. A falta de seis minutos para las nueve y media de la noche, se apagan las luces de la sala y salen los músicos al escenario. Empiezan a sonar los primeros acordes y el público, cada vez más animado, toca las palmas siguiéndoles el ritmo. Suben las pulsaciones y se distinguen las siluetas de los Javis; se encienden los focos y empieza el concierto.

Las cosas normales da el pistoletazo de salida, acompañada de un «muy buenas noches, Madrid». El segundo tema es Tu carita y ambas canciones son cantadas por un público que lo da todo desde el primer momento. A continuación, una breve presentación: «nosotros nos llamamos Besmaya y estamos en nuestros últimos conciertos de nuestro tour 2023. Este es el único tour en el que cantaremos todas nuestras canciones». Y en este repaso de su discografía, la noche sigue con Si salgo a x ti, Si sales a x mi, y Gas.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por besmaya (@somosbesmaya)

Javi Echavarri aprovecha la pausa entre canciones para recordar el verano que han vivido y celebrar que es el momento de volver a tocar en las salas: «después de un verano lleno de festivales es un gustazo volver a las salas y estar con vosotros aquí, esta noche, en el Ochoymedio». Después, tuvo lugar el primer momento especial de la noche porque Ignacio Lacarra salió a cantar junto a ellos «no te pido que descubras el camino, ni tampoco con quién lo has de recorrer. Aumentemos la potencia del destino y brindemos por lo que tenga que ser» de Mimentekistán. Le siguieron Detrás de la wii y Día guay.

En una noche como esta no podían faltar los momentos emotivos y las referencias a la familia. Como bien explicaron, no son de Madrid, pero indicaron que esta ciudad se ha convertido en su casa. Y como no podía ser menos, su familia les acompañaba en una noche única: «tocar fuera de casa, pero tocar, y mirar al público, y ver a tu gente -y añadieron- tocar, y mirar al palco, y ver a tus abuelas». Ante estas palabras, el público dirigió la mirada al palco y empezó a corear, y aplaudir, a las abuelas de Javi Echavarri y Javi Ojan

‘Automóvil’; por primera vez, y en exclusiva, en el Ochoymedio

Esta semana sorprendieron a sus seguidores rescatando una canción que empezaron a escribir hace tiempo, pero que, como ellos mismos explicaban, «se quedó en el tintero». Finalmente la han sacado adelante junto a Yarea y la tocaron por primera vez la noche del viernes, cumpliendo con su palabra de presentarla en este concierto «como sabéis este concierto tiene muchas cosas especiales y estrenamos una canción para toda esta gente que nos ha acompañado». Automóvil aún no ha salido, pero ya promete ser un éxito, «gracias por ser nuestros copis en este viaje».

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por besmaya (@somosbesmaya)

Frágiles y Donosti fueron las siguientes del setlist y, con esta última, llegó la hora de sacar las linternas: «queremos ver todas las linternas de esta sala encendidas ahora mismo. Sacad los móviles, prended esas luces. Queremos verlo todo iluminado, Madrid». Con esas palabras, la sala Ochoymedio quedaba iluminada con las linternas del público al compás de «ya lo sabes todo sobre mi, soy un árbol viejo en tu jardín. Y sabes, que vuelves, y siempre sigo ahí».

‘Donosti’ y ‘Honey’; de las baladas a darlo todo bajo el calor de sus fans

«Se acaban las baladas y llega el final, así que vamos a darlo todo en esta sala», así empezaba el turno de Honey. Y también fue uno de los momentos más especiales de la noche porque se bajaron del escenario a cantar con su gente: «ahí hay veteranos que ya saben lo que pasa, porque Besmaya va a ir al concierto de Besmaya, y va a bajar ahí abajo con vosotros». Entonces se fusionaron con su público entre saltos mientras todos cantaban: «Honey, ahora que ganas mucho money, lo estás gastando todo en party, ya no te acuerdas de tu buddy»

Hace un mes sacaron El cable con Nsqk y no podía faltar en este concierto mientras anunciaban que se iba acercando el final, muy a pesar de su público, a quienes seguramente se les estaba quedando corto. Eso hicieron creer con el siguiente tema; Matar la pena, el cual presentaron con un «nos despedimos. Esas palmas, Madrid». Sin embargo, y a pesar de que abandonaron el escenario, todavía quedaban las tres últimas canciones.

De nuevo en escena, tocaron Cuando deje de llover, de forma más íntima, sentados en el escenario. Y siguiendo la misma línea, poniéndose sentimentales, llegó el turno de «una canción que sin saberlo nos cambió la vida». Era la hora de Cuerda auxiliar porque «a veces necesitamos canciones que nos hablen de cosas profundas».

La última de la lista llegó con la confirmación de que esta vez sí era el final: «ahora sí Madrid, esto se termina y vamos a tirarlo abajo con esta canción. Esto se titula Me da igual». Con ello también llegaron los agradecimientos para todo el mundo: equipo técnico, seguridad, gente de la barra, músicos y, como no, a su público: «vosotros que habéis comprado entrada hoy». Hora y veinte de música en directo y buen rollo con un público que no dejó de cantar y bailar en ningún momento. El viernes Besmaya celebró, junto a sus seguidores, los éxitos que han alcanzado y los que quedan por llegar.   

El primer concierto de Mayormente soleado

A las 20:30 horas, con total puntualidad, Mayormente soleado salían al escenario de la sala Ochoymedio. Como ellos mismos comentaron, era su primer concierto y se estrenaban en la capital:  «estamos un poco nerviosos, no sé si se nota». El dúo catalán se hizo cargo de la previa y amenizó la espera, con una versión de Antes de morirme de C. Tangana y Rosalía, y con sus propios temas Solitario, Tu piel o Más ancho. Eric y Pau, acompañados por Quim tocando la batería, lo dieron todo y disfrutaron de cada segundo sobre el escenario.