La revolución de Orozco: «Tengo la voz mejor que nunca y os queda Antonio para rato»

El artista ha demostrado ser un gran profeta en su tierra: el público catalán se entrega durante su concierto en Les nits de Barcelona, demostrándole todo su cariño y admiración con aplausos eternos

El magnetismo de Antonio Orozco con el público es algo de otro planeta. Y lo ha vuelto a demostrar en el concierto que ha ofrecido este 8 de julio en el festival Les nits de Barcelona. ¡Por algo hacía días que las entradas estaban agotadas!

El espectáculo ha arrancado directamente con su último tema, La revolución, provocando un subidón de energía a todos los fans que hemos bailado y cantado esa conocida y atrevida letra que invita a la reflexión.

Está claro que empezar con ese temazo ha sido toda una declaración de intenciones, ya que Antonio ha revolucionado literalmente al auditorio para seguir con otros temas pop cañeros como Hoy, Mírate, Ya lo sabes, A vuelos o El viaje.

Y precisamente mientras interpretaba este último, Orozco ha bajado del escenario y ha seguido cantando entre el público, provocando la euforia de los afortunados que han podido verle a pocos centímetros o incluso hacerse fotos con él. Son detalles como este los que le convierten en un artista cercano y tan querido entre sus fans.

Voz y energía renovadas

Después de unirse de nuevo a su banda para cantar Qué me queda y La nana del camino, el catalán ha abierto su corazón explicando con humor la alegría que siente tras haberse recuperado de un problema en las cuerdas vocales que le llevó al quirófano, desatando los aplausos de un auditorio emocionado por su vuelta: «Tengo la voz mejor que nunca y os queda Antonio para rato».

Afortunadamente, tras una temporada retirado de los escenarios, el cantautor ha vuelto con una fuerza descomunal y con su habitual sensibilidad, algo que ha demostrado especialmente al homenajear al fallecido y añorado Pau Donés: “No se trata de recordar, se trata de no olvidar”, ha repetido Antonio antes de lanzar su mensaje y su mirada al cielo para interpretar una versión del mítico Depende de Jarabe de Palo. Esta es también otra prueba del respeto que siente el cantante de L’Hospitalet de Llobregat por sus compañeros de profesión y por las amistades que siempre ha cultivado con otros artistas.

Repaso de sus mayores éxitos

Tras su homenaje a Donés, Orozco ha seguido repasando otros potentes éxitos de su carrera en este orden: Por pedir pedí, Una y otra vez, Giran y van, Temblando, Llegará y… Te esperaré.

Se podría decir que con ese tema ha llegado uno de los momentos más espectaculares de la noche. Nadie ha podido resistirse a saltar cantando ese conocido estribillo de “ser o no ser, poder o no poder, si te tengo ahora y si no me esperaré, te esperaré”. Porque realmente sus fans incondicionales le hemos estado esperando y, llegado ese momento de conexión glorioso, el cantautor ha logrado que todo el auditorio del Palau de Pedralbes se pusiera de pie y le regalara unos aplausos interminables. Nuestro querido Orozco se lo merecía y lo ha recogido con su habitual sonrisa y humildad.

Momento intimista

La parte más emotiva del concierto ha llegado cuando Antonio ha aparecido solo con su guitarra y ha interpretado Devuélveme la vida, Pedacitos de ti y Mi héroe. Luego, para poner la guinda a ese momentazo tan íntimo, el catalán ha declarado a sus fans: “Os he echado mucho de menos (…) Yo estoy hecho de pedacitos de cada uno de vosotros”.

No cabe duda que esas canciones son grandes himnos de este gran compositor. Sus melodías y letras calan en lo más profundo de nuestro corazón y sus fans podríamos escucharlas miles de veces sin cansarnos. Son tan preciosas y adictivas como Entre sobras y sobras, el siguiente tema que ha interpretado acompañado al piano.

Seguramente esa haya sido una de las canciones más esperadas del concierto para la mayoría del público, ya que es su último baladón y se ha convertido en una pieza imprescindible en nuestro imaginario musical… Me permito confesar que se me han saltado las lágrimas al escuchar en directo semejante maravilla de canción: ¿hay algo más mágico que la suma de un piano, la voz de Antonio y esa letra tan bonita y melancólica?

 

Reconocimiento eterno

Antonio Orozco ha vuelto a demostrar por qué le consideramos uno de los mejores artistas de nuestro país. Si se ha convertido en uno de los cantautores más brillantes y reconocidos es gracias a su capacidad de superación, sus maravillosas letras, su pasión interpretativa, su espíritu innovador, y su calidad humana, entre otras virtudes. ¿Cómo no se iba a meter al público en el bolsillo?

Él mismo se ha emocionado en varios momentos del concierto al recibir tanto cariño y al sentir la energía y entrega del público. Al acabar el concierto, incluso le ha costado abandonar el escenario mientras todos sus fans gritábamos su nombre y le pedíamos que siguiera cantando entre aplausos. ¡Está claro que Antonio es un gran profeta en su tierra!

 

Beret Sevilla Previous post Beret llega a la III edición de ICÓNICA Sevilla Fest
Next post Cali Y El Dandee: «’Amor’ va muy de la mano de los inicios de Cali Y El Dandee; esas baladas llenas de rabia y de historia»