Walls vuelve pisando fuerte con su nuevo tema Complicao. El murciano que revolucionó el freestyle ya ha demostrado que el pop también es lo suyo.

Seguramente te sonará el nombre de Walls por su pasado relacionado con el rap, sin embargo, el joven cantante ya ha demostrado que tiene carrera más allá de los versos. Su versatilidad le ha permitido seguir triunfando en el otro extremo de los estilos musicales.

Las ganas de arriesgar y de sentirse satisfecho con su trabajo le han permitido encontrar en las canciones la manera de expresar qué siente. Sin duda, para él lo importante no son las cifras, sino la música. 

¡Bienvenido a El Foco! Enhorabuena por la acogida que está teniendo tu último tema. ¿Cómo lo estás viviendo?

A la gente le está gustando bastante. No considero que sea mi apuesta más arriesgada. Es una canción que funciona guay y que es melódica. Encaja bastante con lo que he estado haciendo.

¿Cuál ha sido tu apuesta más arriesgada?

No sabría decirte una canción en concreto, pero cuando empecé a probar sonidos nuevos. Siempre que intento ir un paso más allá es arriesgado.

Walls | Instagram

‘Para mí es complicao’ hablar de lo que ha pasado’. ¿Encuentras en las canciones la forma de expresar aquello que las conversaciones no alcanzan?

Suelo tener bastante facilidad para expresar lo que siento. No es la manera de decirlo, sino de hacerlo saber. Hay cosas que sé decirlas, pero no las digo por vergüenza. La música me permite soltar aquello que, a veces, no digo.

¿Qué buscas transmitir con tu nueva canción?

Siempre intento reflejar mi vida de la manera más cotidiana posible. Me gusta exponer situaciones conceptuales para que las personas puedan tener ejemplos rápidos. Por ejemplo, si hablo de amor, me gusta llevarlo a mi experiencia. Mi experiencia es propia, pero no única. Me gusta que la gente se encuentre en mis canciones.

¿En qué escenario escucharías este tema?

Es una canción con una letra tristona, pero el ritmo es cañero. Es una canción que puedes saltar. De hecho, yo nunca escucho mis canciones. Esta, en concreto, creo que se puede escuchar en cualquier situación.

¿Cómo surgió la idea del videoclip?

Nosotros estamos preparando un proyecto más grande y, por eso, queríamos hacerlo muy estético y visual. No queríamos una narración. Yo cuando pienso en un videoclip, imagino colores. Fuimos lanzando ideas hasta que llegamos al concepto final.

¿Cómo es trabajar con Pedro Alarcón?

Con Pedro siempre mola currar. Tenemos nuestras riñas porque somos dos personas con personalidades que chocan, pero es de mis mejores amigos. Lo conozco desde antes de hacerme conocido. Nuestras riñas se compensan con la confianza que tenemos para contarnos las cosas.

¿Qué consideras Complicao del mundo de la música?

Una de las cosas más complicadas es sentirme realizado conmigo mismo. Ahora hay un acceso muy directo a las cifras. Es complicado estar satisfecho con el propio trabajo cuando ves cómo los oyentes van bajando o subiendo. Ahora, hablo desde mi posición. Alguien que cante en la calle me dirá que soy un cabrón. Yo hablo desde mi posición aunque, pueda sonar egoísta. Necesito sentirme relajado y satisfecho con mi propio trabajo.

¿Por qué una moto en la portada del single?

Pues no sé. Te podría contar una historia, pero realmente no tiene un porqué. Nos gustaba y nunca habíamos hecho algo del estilo.

¿A quién le recomiendas escuchar este tema?

Todo el mundo debería escucharlo. A mí me gusta mucho aunque, esté feo que yo lo diga. Está muy cuidada, suena moderno, muy guay. Va más allá de los gustos que pueda tener alguien en concreto. Se adapta a muchos gustos.

¿En qué momento llega la música a tu vida?

Yo empecé a rapear en los parques de Murcia a los 14 años, pero la música siempre ha estado presente en mi vida. Escuchaba mucha música en el coche. Además, mi padre tocaba y, por él, empecé a tocar. Con unos 10 años cogí su guitarra y empecé a tocar. Siempre me llamó mucho la atención.

Empezaste a estudiar el grado de ADE a la vez que hacías música. ¿Cómo es esa mezcla?

Hice un año y me echaron. Me fue fatal. Ahora hago Periodismo, soy uno de los vuestros.

¿En qué momento te diste cuenta de que podías vivir de la música?

Yo siempre he querido vivir de esto. En el momento en el que me hice conocido por el freestyle pensé que podría sostener una carrera gracias al impacto que tengo. He logrado el sueño que tenía de niño y, ahora, puedo vivir de la música.

Walls en concierto | Instagram
Walls en concierto | Instagram

En 2017 participas en la Red Bull Regional de Barcelona. ¿Cómo fue la experiencia?

Toda esa etapa la recuerdo con cariño, pero ya es agua pasada. Fui a divertirme porque no tenía nada que perder y, al final, acabé ganando.

¿Crees que sigue habiendo prejuicios hacia los raperos?

Cada vez menos. La gente que hace freestyle en las batallas no tiene apariencia de nada, son chavales normales y ya. Por suerte, en la generación en la que estamos ya no hay tanto prejuicio. Por mi parte, yo no sentí prejuicio por nadie menor de 60 años. Creo que nuestra generación y la de mis padres ya no piensan sobre el rapero lo que se ha pensado siempre.

Has evolucionado del rap al pop. ¿Defines tu estilo como pop?

Sí. No es rap ni es urbano. No es pop clásico porque tiene sus variaciones. Como prefiero no etiquetar, lo llamo pop.

¿Cómo valoras tu evolución de un estilo a otro?

Creo que tuve bastante valor a la hora de pegar el salto. El rap es un mundo bastante cerrado, en el sentido de: ‘eres un vendido´. Yo siempre he escuchado pop y llevo muchos años haciéndolo.

Yo siempre he entonado, me gustaba cantar y las melodías. Estoy muy contento con la música que estoy haciendo.

¿Cuáles serían tus referentes en el mundo del pop?

Desde siempre he escuchado El canto del loco. También, todos los que han hecho colaboraciones conmigo son mis referentes. Bueno, y alguno que no ha hecho también.

Has colaborado con Belén Aguilera y Daniel Sabater, entre otros. ¿Cómo eliges tus colaboraciones?

Suele ser algo que surge de manera natural. Nunca he hecho una colaboración forzada. Alguna ha surgido con un mensaje de Instagram. Pero, en definitiva, surgen de forma natural  y fluye bastante bien. Una colaboración necesita un montón de creatividad y si no estás contento trabajando con esa persona, no vas a ningún lado. Todas las personas con las que he hecho colaboraciones son amigos míos.

¿Cuáles serán las próximas colaboraciones que hagas?

Se vienen muchas. Si tengo suerte, antes de que acabe el año habrá una o dos. No te digo nombre porque hasta que no esté terminado no me gusta contarlo. Suelo gafarlo si lo hago.

De todos tus temas, ¿con cuál te quedas?

Me quedaría con dos que no han salido. Pero, de los que ya han salido me quedo con Partirme la cara. Me moló mucho la manera en la que conecté con Dani. Además, a mis colegas también les gustó bastante. Me quedo con ese tema por lo que generó en mí, en Dani y en mi entorno.

¿Qué sueños y qué miedos te produce el mundo de la música?

No quiero darle a las cosas más importancia de la que tienen. Esta industria tiene cosa buenas y malas. Pero, a mí no me gusta fijarme en eso. Me gusta centrarme en mí y en mi trabajo.

Has vuelto a los conciertos. ¿Cómo ha sido la experiencia de volver?

A mí me cancelaron una gira tres días antes de empezarla. Volver ha estado muy guay. Con muchas ganas de seguir tocando.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por el wallsi (@wallsssssss)

¿Qué es lo próximo que veremos de ti?

Dentro de poco van a salir adelantos de un gran proyecto. Vamos a ir lanzando temas. Seguro que vendrá música porque no me gusta estar un tiempo sin sacar nada.

Una vez dijiste: ´La verdad se vuelve crueldad cuando carece de empatía´. ¿Sigues pensando esto?

La gente piensa que es una frase mía, pero la había leído en Twitter. Es una frase que me representa bastante. Es importante pensar la forma de decir las cosas. No vale escudarse en : ‘yo siempre digo la verdad’. Hay que tener en cuenta cómo se dicen las verdades.

¿Cómo definirías Walls?

Es una música bastante cercana con la que mucha gente puede sentirse representada. No hablo de cosas genéricas, hablo de conceptos. Yo creo que mola poder sentirse representado con la música que escuchas.

 

Previous post Aitana vuelve a cantarle al desamor en ‘Berlín’
Next post Morat organiza la última fiesta del verano en el Wizink Center